Apple Inc se convirtió este jueves en la primera empresa cotizada en bolsa que alcanza el billón de dólares de valor de mercado, coronando un avance de una década alimentado por la ubicuidad de su producto insignia el iPhone, que transformó a un actor tecnológico de nicho en un gigante global.

Las acciones de Apple rebasaron la sesión del miércoles la marca de los 200 dólares por vez primera en su historia, acercándose a una valoración de 1 billón de dólares, gracias a sólidas previsiones de ventas para este trimestre y comentarios positivos de analistas sobre el futuro lanzamiento de nuevos iPhone.

Los papeles de la empresa pública más grande del mundo cerraron la sesión bursátil del miércoles en Wall Street con un alza de 5.89%, a 201.50 dólares por unidad.

Pocos minutos antes de las 16:00 GMT, las acciones de la firma de la manzana subieron un 2.8%, tocando un máximo histórico de 207.05 dólares y aproximándose a un alza cercana al 9% desde el martes, cuando reportó resultados trimestrales mejores a los esperados y dijo que recompró 20,000 millones de dólares de sus propios títulos.

El valor de mercado de Apple es mayor que la capitalización sumada de Exxon Mobil, Procter & Gamble y AT&T. En la actualidad comprende el 4% del índice S&P 500 de Wall Street.

Steve Jobs -uno de los tres fundadores- fue expulsado de la firma a mediados de la década de 1980, pero regresó una década más tarde y logró rescatarla de una bancarrota inminente.

La compañía lanzó el iPhone en 2007, retirando la palabra "Computer" del nombre de Apple y renovando la industria de la telefonía móvil. El éxito del producto colocó a Apple en camino a superar a Exxon Mobil en 2011 como la mayor compañía estadounidense por valor de mercado.

Los papeles de la firma se han apreciado más de un 50,000% desde su oferta pública inicial en 1980, haciendo palidecer el incremento cercano al 2,000% del S&P 500 en las mismas casi cuatro décadas. En ese tiempo, Apple evolucionó desde la venta de computadores personales Mac a convertirse en arquitecto de la revolución de los dispositivos móviles, con un seguimiento parecido al de un culto.

Jobs, que falleció en 2011, fue reemplazado en la presidencia ejecutiva por Tim Cook, que ha duplicado las ganancias de la compañía, pero está teniendo problemas para desarrollar un nuevo producto que replique el éxito del iPhone, cuyas ventas se han moderado en los últimos años.