Piensa por un momento en tu espacio de trabajo, ¿las instalaciones son cómodas?, ¿cuentan con la mejor tecnología?, ¿tienes lugares para convivir? Tal vez no lo habías pensado, pero con honestidad, ¿sientes que si tu espacio de trabajo fuera más agradable, trabajarías con más gusto e incluso gozarías de mejor salud? Seguramente, como muchos, no lo has considerado.

Si bien pensar en los espacios de trabajo puede parecer superficial e incluso una cuestión de lujo, su papel es de gran relevancia, ya que se trata de una de las principales herramientas para potenciar a una organización, ya que éstos tienen un impacto directo en el desarrollo del talento y la productividad.

“El valor de las compañías está en las personas, porque hay preocupación de atraer el mejor talento, porque quienes tengan a los mejores van a triunfar. Para esa atracción debes generar un ambiente cultural, tecnológico y un buen espacio para que los empleados estén bien y más personas quieran trabajar ahí. De ahí que el espacio corporativo cobra importancia porque ahora la empresa no elige a los empleados, ellos eligen a la compañía”, explicó Francisco Vázquez, socio fundador de 3g Smart Group, grupo multinacional de empresas de servicios de consultoría, ingeniería y arquitectura corporativa.

El especialista destacó que innovar en los espacios de trabajo es una de las mejores inversiones de una empresa porque, aunque puede representar una gran cantidad de recursos, al final esto financia la transformación de la organización, se logra un mayor ahorro, el bienestar de los colaboradores aumenta y la productividad se dispara entre 15 y 35 por ciento.

De acuerdo con Performance Gap Survey, herramienta utilizada para conocer el estado de los espacios de trabajo en las organizaciones de México desde el 2012, la importancia que se da a los espacios colaborativos aumentó 52% en los últimos años por los beneficios que aporta y las demandas de las nuevas generaciones.

El problema es que aún hay otras áreas en el descuido:

  • Comodidad
  • Concentración
  • Trabajo colaborativo

Al cuestionar a los jóvenes trabajadores sobre sus principales inconformidades laborales, 62% afirma que no se siente satisfecho en su lugar de trabajo, 13% considera que su principal problema es poder concentrarse y 11% no siente un ambiente agradable.

“Las pequeñas y medianas empresas (pymes) no deben ver esto como algo exclusivo de las grandes compañías, porque la tecnología y el nuevo modelo de sociedad le permiten a una pyme mexicana competir a nivel mundial con organizaciones mucho más grandes. Este proceso de transformación es una gran oportunidad”, afirmó Vázquez.

La insatisfacción influye en los resultados, ya que los empleados no rinden igual e incluso padecen problemas de salud, sobre todo emocionales. En cambio, cuando los espacios se diseñan de forma innovadora y con recursos tecnológicos, la salud mejora en 20%, la felicidad en 24% y se transforma su proceso cognitivo y comprensión del espacio.

Transformar el espacio

Vázquez explicó que para transformar el espacio de trabajo, primero hay que definir los objetivos a lograr para fomentar armonía entre el espacio, el personal y la tecnología.

 

Para una completa transformación, consideró que se requiere cerca de medio millón de pesos, aunque esta cantidad dependerá de lo que se desee lograr.

“Las empresas deben invertir en tecnología de vanguardia y diseñar espacios atractivos, funcionales, agradables, que transmitan los valores de la compañía y que realmente atraigan al talento digital”, concluyó Vázquez.

De los jóvenes trabajadores, 62% afirma que no se siente satisfecho en su lugar de trabajo. El ambiente, consideran, no les ayuda en la concentración y el desarrollo de las tareas.

[email protected]

kg