Con una industria de construcción en estancamiento, el coworking ha aprovechado el “hueco” para continuar su expansión. Pese a representar 2% de los espacios de oficina en México, este sector es el que mayor dinamismo ha presentado en este año, en el primer semestre se expandió 3.1% con respecto al 2018. 

El coworking cumplió una década en México. De acuerdo con CBRE México, la oferta de estos espacios comenzó entre el 2009 y el 2010 en los tres grandes centros corporativos del país: Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, desde entonces, el modelo está en constante expansión.

El coworking abarca cerca de 290,000 metros cuadrados en el territorio nacional.

La Ciudad de México aporta la mayor cantidad del crecimiento que ha tenido la industria en el 2019, 80.5% de los nuevos espacios se construye o habilita en la capital, seguida por Monterrey (8.1%), Guadalajara (5%), Querétaro (5.6%), Puebla (2.1%) y Tijuana (1.7%), de acuerdo con el último informe del mercado global de oficinas, de Avison Young. 

En México, el sector de coworking se sigue expandiendo, en el primer semestre del 2019 estos espacios representaron 19% de las construcciones existentes. La plataforma Coworker indica que la Ciudad de México posee más de 100 espacios compartidos para trabajar, en todo el país el número asciende a 300.  

“El mercado de oficinas en México continúa mostrando fortaleza a pesar de una desaceleración en la economía mexicana debido a las políticas económicas implementadas por el nuevo gobierno”, dijo Guillermo Sepúlveda, director de Avison Young México. 

De acuerdo con el estudio Coworking en México: Creando Tendencia en el Mercado Corporativo, de CBRE México, los modelos de coworking en edificios de todas las clases en Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara están presentes en más de 139 ubicaciones. En los últimos años, Puebla y Querétaro se han sumado a esta tendencia con “uso de oficinas en edificios con más y mejores especificaciones”. 

La diversificación de estos espacios llegó rápido. Al principio, el coworking estaba pensado más para ejecutivos. Sin embargo, la propuesta ahora considera alternativas para nuevas modalidades de empleo y generaciones, con lo que se ha hecho atractivo para startups, freelancers y pymes

“Esta tendencia va a continuar en ascenso con diferentes esquemas que respondan a los cambios y transformación del contexto laboral y está enfocado a un público diferente (pymes, startups, freelancers) que hasta hace 10 años no contaban con opciones de espacios para establecer operaciones”, señaló Yadira Torres, directora de Market Research de CBRE México.

CBRE México destaca que los espacios de coworking representan una alternativa para nuevos sectores, empresas y emprendedores con necesidades de espacios, plazos de renta y precios flexibles. 

Lo anterior se confirma con el reporte de Workana del 2019. En un año, los freelancers de México que usan un coworking pasaron de 6 a 15.2%, eso significa que más de 1 millón de estos trabajadores independientes han elegido espacios colaborativos para sus actividades.

[email protected]

kg