Sólo el 6.3% de las empresas en México piensa medir la satisfacción de sus colaboradores como una estrategia para anticiparse a las necesidades en una época de cambio en el mundo del trabajo, mostró la Encuesta de Beneficios 2019, de Mercer Marsh Beneficios.

"Al final, hay varios retos a los que se están enfrentando hoy las compañías. Definitivamente sí esperamos que, en un futuro, éste de anticiparse a las necesidades en una época de cambio, tenga un crecimiento. Definitivamente sí esperamos que suceda", comentó Gabriela Ruiz, subdirectora de Beneficios de Mercer Marsh Beneficios.

Gabriela Ruiz aseguró que, pese a que la cifra es baja, las empresas en México sí están preocupadas por proveer beneficios competitivos que sean valorados por el empleado.

"Ahí claramente reflejan que tienen una preocupación por sus empleados, crear una fuerza de trabajo saludable. Sí es un reto anticiparse a las épocas de cambio, pero a lo mejor primero necesitan afinar ciertas cosas. A lo mejor ahorita necesitan enfocarse en este tema de beneficios competitivos o crear una fuerza de trabajo saludable", dijo en entrevista con El Economista.

Sin embargo, destacó que es importante que las organizaciones conozcan a sus colaboradores para saber cuáles herramientas y beneficios proporcionarles, a fin de generar felicidad y mejorar la productividad.

Balance vida-trabajo, a paso lento

La encuesta de Mercer Marsh Beneficios también refleja que sólo el 5.5% de las empresas considera implementar políticas de balance vida-trabajo, mientras que otro 5.5% remodelará sus oficinas para anticiparse a las necesidades en la época de cambios.

De acuerdo con la encuesta, como parte de sus políticas de balance vida-trabajo las organizaciones ofrecen beneficios como permitir vestimenta casual, horario flexible, días adicionales a vacaciones, home office, estacionamiento para mujeres embarazadas, transporte y horario viernes.

Estos beneficios son otorgados por las empresas para anticiparse ante las necesidades del nuevo capital humano, como las generaciones Millennial y Centennial.

México está sufriendo un marcado de cambio entre el balance de vida y trabajo, aunque el número de trabajadores que tienen un equilibrio entre estos puntos continúa por debajo de la mitad. Según la encuesta, el 30.4% de los trabajadores cuenta con un programa de flexibilidad, casi todos crecientes y enfocados en el salario emocional.

"La fuerza de trabajo del futuro será muy diferente a la que vemos actualmente. Avances en temas tecnológicos, automatización, robótica, inteligencia artificial, longevidad de las sociedades, entre otros, han generado un nuevo ecosistema del trabajo que está cambiando las necesidades y realidades de la sociedad mexicana.

"Sin embargo, el avance es lento y requiere que las empresas realicen análisis de la fuerza de trabajo e implementen procesos de evaluación del talento para que de esa manera logren construir una propuesta de valor adecuada para sus colaboradores", dijo Gerardo García Rojas, director de Consultoría en Compensaciones de Mercer México.

 

kg