El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que el desarrollo del país sería mucho más acelerado si desde hace dos décadas se hubiera contado con leyes para fomentar la competencia económica y con un sector energético abierto al mundo.

Como parte de su discurso en la Reunión Nacional de Consejeros BBVA Bancomer, el jefe del Ejecutivo aseguró que a pesar de que eran consideradas necesarias, ciertas transformaciones fueron pospuestas por años.

Así, el mandatario aseguró que se ha protegido la estabilidad, lograda con el esfuerzo de varias décadas y en distintos aspectos de la vida nacional.

Enfatizó que México es un ejemplo de estabilidad macroeconómica , al contar con finanzas públicas sanas, inflación en mínimos históricos y, particularmente, con un sistema bancario robusto .

También refirió que se impulsa un desarrollo regional, con el objetivo de que el crecimiento y sus beneficios lleguen a todos los estados.

Destaca el desarrollo de infraestructura, con grandes obras y proyectos a lo largo y ancho de toda la geografía nacional .

El Ejecutivo refirió que para cerrar las brechas de desarrollo que persisten en la región sur-sureste, se impulsan las Zonas Económicas Especiales, como áreas de incentivos fiscales y facilidades de alto impacto para detonar la inversión.

Explicó que otra estrategia para promover el desarrollo de los estados es aprovechar sus diferentes vocaciones productivas, con proyectos diferenciados de infraestructura científica y tecnológica.

Finalmente, manifestó que un tercer aspecto que tendrá un impacto en el crecimiento económico es que se trabaja a través de la transformación estructural.

Son 13 reformas transformadoras, que derriban barreras y abren nuevas oportunidades para las familias y empresas . Fue entonces que indicó que habría sido deseable concretar los cambios hace una generación.

México sería otro si hace 20 años se hubiera concretado un acuerdo nacional para lograr una reforma educativa , ejemplificó el mandatario.

Dijo que como país se logró finalmente crear las condiciones políticas necesarias para construir acuerdos y hacerlas realidad.

Sin embargo, Peña reconoció que los beneficios de las reformas se reflejarán en el futuro, pero defendió que diversos indicadores revelan que se va por buen camino .

Reiteró que en su administración, de acuerdo con los últimos datos del Seguro Social, se han creado más de 1 millón 962,000 empleos formales, e indicó que el consumo interno se ha afianzado como un gran motor de la economía.

Defendió, además, el indicador de la confianza en México y dijo que en su proceso de transformación se refleja en mayores inversiones.

Del crecimiento de la economía, reportó que hoy registra una expansión cercana a 2.5%, a pesar de una coyuntura internacional compleja.

La estabilidad que he referido, el desarrollo regional que estamos impulsando y las reformas transformadoras en marcha son una fórmula potente para detonar el crecimiento de nuestra economía , finalizó.

[email protected]