Suiza, Singapur y Estados Unidos se mantienen como las economías más competitivas del mundo. Pero India resultó la más flexible para avanzar en la eficiencia de los mercados, advierte el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés).

Éste es el octavo año consecutivo en que el primer lugar del ranking de competitividad mundial es ocupado por Suiza. Su sólido desempeño en los 12 pilares que integran al índice explica su marcada resistencia a la crisis del 2008, los choques financieros subsecuentes y el efecto de la divergencia de las políticas monetarias globales.

En su Reporte Mundial de Competitividad, enfatiza que países como Finlandia, Japón y Alemania perdieron posiciones por primera vez en el ranking, por no haber realizado reformas estructurales de largo plazo capaces de estimular la productividad y el talento empresarial.

Estas tres economías se encuentran entre el top 10 de los 138 países comparados, sin embargo, Finlandia pasó del octavo puesto al décimo, mientras que Japón se ubicó en la octava posición tras haber ocupado lasexta el año pasado.

Según el análisis del mayor grupo de empresarios globales, la ausencia de reformas estructurales y las claras muestras de protección del mercado doméstico en algunas regiones podrían estar presionando a la baja la dinámica de crecimiento económico.

Esta evidencia podría afectar la capacidad de la economía mundial para mejorar los niveles de vida, resolver el persistentemente alto desempleo y generar resistencia para enfrentar las futuras crisis , enfatizan.

De acuerdo con el reporte, entre las economías emergentes el panorama de competitividad es mucho más positivo; no obstante, existen importantes disparidades intrarregionales, por ejemplo, en Asia, Latinoamérica y África.

Estas diferencias dificultan la posibilidad de identificar avances mayores en la competitividad mundial y por ende en su desempeño económico, detallan.