El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, indicó que aún no se concluye la contratación de coberturas petroleras del 2018, las cuales permitirían blindar las finanzas públicas ante posibles volatilidades del precio del petróleo a nivel mundial y el tipo de cambio.

“No tenemos todavía el desglose final del costo (de las coberturas), habremos de terminar de consolidar la operación para poder reflejar los costos y darlos a conocer”, expuso luego de presentar el programa del Buen Fin 2017.

El lunes pasado, la agencia de noticias Bloomberg informó que ya estaba concluido el proceso de contratación, incluso citó a la subsecretaria de Hacienda, Vanessa Rubio, diciendo: “Estamos seguros de que la cobertura cubre perfectamente el precio de un barril que incluimos en el presupuesto del 2018 de 46 dólares”.

Sin embargo, Hacienda no confirmó dicha información ni detalló el costo de las coberturas ni el volumen de barriles que serían protegidos por este seguro que se ha contratado desde el 2001.

Meade indicó que el precio se ha movido en una dirección positiva y que en el futuro “nos dará tranquilidad de que se encontrará alineado con el que se propuso en el Paquete Económico del 2018 (de 46 dólares el barril)”.

Abundó en que el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) les permitirá dar soporte al precio que se envió en el Paquete Económico, como se hizo para las coberturas de este año, en el que se aseguró un precio de 42 dólares por barril, de los cuales 38 provenían de las coberturas y los 4 dólares restantes los cubrió el FEIP.

Expertos consultados por El Economista comentaron que, en efecto, el gobierno federal cuenta con los recursos de este fondo para poder asegurar un precio mayor por barril de petróleo.

“Sin mucho problema, el FEIP podría contribuir entre 2 o 4 dólares por barril. Este fondo cuenta con recursos, por lo que podría existir la posibilidad de cubrir un diferencial. Además, ya no se exporta tanto como antes y no es un precio demasiado grande el que se cubre”, dijo Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria.

Al respecto, James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CIBanco, abundó en que las coberturas del 2018 podían ser más caras que las del 2017, “hay expectativas de que se pueda tener una depreciación en el tipo de cambio y dado el retraso del anuncio (de la cobertura), suponemos que no había alguien que estuviera ofreciendo a este nivel de precio”.

Las coberturas del 2017 han sido las más caras de la historia, pues se pagó un total de 1,028 millones de dólares, equivalente a 19,016 millones de pesos, y se cubrieron 250 millones de barriles diarios.

Hasta finales del 2017, se conocerá si este año se activan dichas coberturas y el monto que recibirá el gobierno como una especie de indemnización. El precio promedio de la mezcla ronda los 44.68 dólares por barril, precio que no permitiría el cobro de la cobertura.

TIPO DE CAMBIO NO PREOCUPA

Con respecto a la volatilidad que se ha percibido en el tipo de cambio por la incertidumbre que genera la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, expuso que por el momento no es preocupante.

“El tipo de cambio, en general, se ha dado en un contexto donde hay un proceso ordenado en los mercados, por lo que no tenemos preocupación; seguiremos alerta y atentos”, aseguró.