Londres - La actividad del sector construcción se contrajo el mes pasado en Gran Bretaña mientras que la confianza en los próximos 12 meses cayó a su menor nivel en casi cuatro años, según un sondeo difundido este martes, en un duro golpe para el Gobierno un día antes de dar a conocer una declaración presupuestaria.

El índice de gerentes de compras (PMI, por sus siglas en inglés) de construcción elaborado por Markit/CIPS cayó a 49.3 el mes pasado desde 50.9 en octubre.

Esta fue la cifra más baja desde agosto y estuvo por debajo de la marca de 50 -que separa el crecimiento de la contracción- por tercera vez en cuatro meses.

La cifra también estuvo por debajo incluso de las más débiles previsiones entregadas en un sondeo de Reuters y fue inferior al promedio anticipado de 50.5.

"La encuesta de noviembre del PMI sugiere que la construcción aún no ha tocado fondo", dijo Tim Moore, economista de Markit.

"Una disminución prolongada de la carga de trabajo, una recaída de Gran Bretaña en recesión y la reducción de las inversiones han hecho del 2012 un año para olvidar para el sector de la construcción", agregó.

Los datos oficiales indican que la actividad de la construcción es más de 10% menor que hace un año.

Las peores condiciones durante noviembre llevaron a un marcado descenso de la confianza, dijo Markit, que agregó que el sentimiento positivo se encontraba en su nivel más bajo desde diciembre del 2008, cuando Gran Bretaña estaba sumida en la recesión.

El ministro de Finanzas, George Osborne, dará a conocer el miércoles una declaración presupuestaria semestral al Parlamento.

ros