Ante la importancia que tienen los notarios en el país para prevenir y detectar el lavado de dinero, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) está por impulsar un esquema para mejorar el cumplimiento de este sector en la materia y así como la calidad de la información que envían a esta autoridad sobre las operaciones de las cuales dan fe pública.

Ramón García Gibson, administrador central de Actividades Vulnerables del SAT, indicó que se emitirá una guía para este sector, donde se establecen medidas de cumplimiento que los notarios tienen que realizar en materia antilavado.

“Es facultad de la administración central de Actividades Vulnerables del SAT, orientar en el cumplimiento de sus obligaciones a quien realice actividades vulnerables, entre ellos el sector notarial...La idea es que esta guía funcione para que los notarios realicen una autoevaluación del cumplimiento de las obligaciones en materia de prevención de lavado de dinero”, comentó García Gibson al dar una conferencia virtual ante el Colegio de Notarios de la Ciudad de México.

El funcionario resaltó que uno de los objetivos de dicha guía, que se ha trabajado con representantes del sector notarial, es promover la autoevaluación al interior de las notarías, para detectar y corregir si hay una falla de cumplimiento ante la ley antes de que los visitadores del SAT la detecten.

“El objetivo es promover una cultura de autoevaluación, no esperar a que llegue la verificación (del SAT)”, acotó.

Identificar clientes

García Gibson resaltó que una de las obligaciones que tiene el sector notarial es identificar a sus clientes o usuarios, por lo que la guía que está próxima a presentarse les mostrará el camino para que la información se emita de manera correcta.

El representante del SAT recordó que actualmente existen 16 actividades vulnerables que tienen que cumplir en materia antilavado ante dicha autoridad, entre ellas la de fedatarios públicos, como los notarios, mismos que tienen obligaciones para prevenir y detectar el lavado de dinero.

“Los notarios en diferentes países tienen la obligación de prevenir el lavado de dinero, no es un tema de México, sino que es parte de una recomendación de un organismo global como el Grupo de Acción Financiera Internacional”, afirmó.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx