Tal como está la iniciativa de reforma a la Ley de Banco de México,  aprobada ya en el Senado, para adicionarle la captación de efectivo en moneda extranjera “no sólo corroe la autonomía del banco central, para beneficio particular.

También se podría ver como el inicio de una serie de medidas poco ortodoxas, como abrir la caja de pandora”, advirtió el economista senior para América Latina de la Consultoría Pantheon Macroeconomics, Andrés Abadía.

“La independencia, junto con el deber de rendir cuentas, es fundamental para resaltar la transparencia de la política monetaria, lo que permite a los bancos centrales demostrar su eficacia y responsabilidad pública. Esto genera tranquilidad, confianza, credibilidad para los inversionistas, que a la larga, es fundamental para las perspectivas de crecimiento y estabilidad de precios para cualquier economía”, comentó.

Entrevistado por El Economista, consignó que “cuando la política fiscal empieza a entrometerse en la monetaria, vemos resultados bastante negativos, en términos de una elevada inflación, un aumento del dinero en las arcas del banco, que genera una expansión monetaria, una deprecación de la divisa, y una caída de la confianza”.

En Pantheon Macroeconomics “asumimos que no será aprobada, porque hacerlo aumentará el riesgo de que el país pierda el grado de inversión, ya que la autonomía quedaría en duda”.

“Se daría paso a una entrada significativa de dinero derivado de actividades ilícitas. Y se contrarrestaría el esfuerzo del presidente Andrés Manuel López Obrador de mantener unas cuentas fiscales lo más sanas posibles, lo que ha sido un aspecto positivo para la calificación crediticia del país”.

Bien parado para vacunación

Para el estratega, con oficinas en Londres, el plan de vacunación contra el coronavirus presentado por el Presidente de México, “ha generado mejores perspectivas de crecimiento. El plan luce positivo, y deja a México muy bien parado en la carrera de vacunación a nivel regional”, admitió.

De momento, ha motivado una modificación en las previsiones económicas que en PM se mantienen alrededor de 3.5% para el PIB de México en el 2021 y una inflación de 3.3% a finales del próximo año.

“Aún falta ver cómo avanza el proceso de vacunación, si no se dan problemas burocráticos o logísticos. Pero si todo sale como se está proyectando, le daría un impulso muy significativo a la economía mexicana, especialmente en la segunda mitad del año”.

“Comentó que el inicio de la vacunación en México dará un impulso a sectores altamente castigados por la pandemia, como el turístico, restaurantes y servicios. Si se presenta bien este proceso, podríamos hablar de un PIB en torno a 4 a 4.5 por ciento.

Pantheon Macroeconomics es una consultora de negocios internacionales cuya matriz está en Newcastle, Inglaterra.

ymorales@eleconomista.com.mx