Fernando Aportela y Fernando Galindo, subsecretarios de Hacienda y de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, respectivamente, defendieron ante la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados el ajuste al gasto anunciado el viernes pasado por el gobierno federal, y cómo a través del modelo de presupuesto base cero, se buscará mejorar los procesos administrativos y eliminar las duplicidades que generan los programas del gobierno.

En una reunión desangelada entre los legisladores y los funcionarios de Hacienda, Aportela reconoció que el panorama para las finanzas públicas en el 2016 es complejo, sin embargo, insistió en que el recorte al gasto público fue una decisión que se tomó justo a tiempo para evitar un entorno de mayor complejidad.

México no es el causante del deterioro a nivel internacional pero sí somos responsables de actuar de manera decisiva y de manera preventiva, de eso se trata el anuncio del recorte al gasto de 124,300 millones de pesos , puntualizó.

Aseveró que México ha logrado diferenciarse de manera positiva de otras economías emergentes; la estabilidad macroeconómica del país genera condiciones de baja inflación, de bajas tasas de interés. Condiciones que, puntualizó, son necesarias para el desarrollo de la actividad económica y el empleo, que redundan en mejores condiciones para las familias.

Ante los reclamos de diversos diputados por la afectación hacía programas sociales, Galindo aclaró que pese al ajuste al gasto de las dependencias, los beneficiarios de los programas sociales no saldrán afectados.

Lo que estamos ajustando es la meta de integración; es decir, todos los ciudadanos que ya estén inscritos en un programa de Sedesol o de Sedatu recibirán sus beneficios , acotó.

El funcionario aclaró que el Programa de Pensiones para Adultos Mayores tendrá un recorte de 2,250 millones de pesos; mientras que el de Desarrollo de Zonas Prioritarias, de 2,200 millones de pesos.

Debemos optimizar qué programas tienen complementos para eliminar estructuras y hacer más eficiente el gasto público, y sobre todo, escoger aquellos proyectos de inversión que tengan mayor rentabilidad económica y social para el país , aseveró Fernando Galindo.

Refirió que del recorte al gasto público por 124,300 millones de pesos, 42.07% es de ramos administrativos, con 51,300 millones de pesos. De este monto, 35% representó la parte de inversión y 65% al gasto corriente.

En la Secretaría de Comunicaciones y Transportes tuvimos un ajuste de 4,000 millones de pesos en proyectos de infraestructura carretera, 3,300 millones de pesos en estructura ferroviaria, incluyendo la suspensión indefinida del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro y la definitiva del Tren Transpeninsular Yucatán-Quintana Roo , detalló.

Por su parte, Fernando Aportela dijo que con el presupuesto base cero se romperán inercias, se revisarán a cabalidad programas de gasto público y se tendrán mayores espacios para un mejor presupuesto el año entrante.

El ajuste multianual de gasto público que se está haciendo es para fortalecer las políticas macroeconómicas, para seguir distinguiendo al país de otras economías emergentes y se hace con oportunidad para que sea ordenado y permita mayores márgenes de maniobra para el 2016 , insistió.

Entrevistado al término de la comparecencia, el subsecretario de Hacienda comentó que el presupuesto base cero se realizará a tiempo para entregarlo en septiembre.

El Banco Mundial ya está trabajando desde hace algunos meses en un programa que se llama revisión de gasto. El primer ejercicio se llevará a cabo a finales de marzo con los precriterios generales de política económica y el segundo, en septiembre, cuando se presente el presupuesto .

El funcionario descartó que el gobierno acuda a un segundo recorte al gasto; así como que el país se encuentre en una situación de crisis económica por la falta de ingresos petroleros.

En su oportunidad, el panista Juan Bueno Torio informó que el Partido Acción Nacional presentará una iniciativa de presupuestos multianuales de cinco años, que puedan reestructurarse cada año y contar así con una planeación de los gastos e ingresos a mayor plazo.

Vamos a entregar una propuesta sobre la planeación del presupuesto donde haya un equilibro entre los ingresos y los gastos, ya que los dos primeros años de la administración del presidente Enrique Peña Nieto no está dando resultados , concluyó.

Llegó el Momento de dar explicaciones

Ayer, en punto de las 5 de la tarde, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, que encabeza Pedro Treviño del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se reunió para analizar el recorte al gasto público por 124,300 millones de pesos que anunció la Secretaría de Hacienda, el pasado 30 de enero, y los impactos que tendría, especialmente sobre los programas sociales y no sobre los gastos de la administración pública.

Al aprobar el orden del día con una asistencia de más de 30 legisladores de los diferentes partidos políticos que integran la Comisión, los diputados se adentraron al tema del recorte con un análisis de las implicaciones que arroja la decisión del ajuste al gasto, realizado por Pedro Contreras López, director general del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).

Ante la caída de 55% en los precios del crudo, el gobierno decidió recortar el presupuesto, el ajuste por parte de la Secretaría de Hacienda es preventivo, ya que evitará efectos negativos en las finanzas públicas para brindar una mayor estabilidad macroeconómica , aseveró Contreras a los diputados.

Un descanso de 10 minutos fue la antesala de las explicaciones por parte de los funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Fernando Aportela y Fernando Galindo; desde un inicio y durante la reunión de más de cuatro horas, la actitud de los legisladores mostró poco interés, incluso hubo quienes después de 20 minutos salieron del salón protocolo de la Cámara de Diputados, para no volver.

La ronda de preguntas y respuestas arrojó diversos comentarios a los planteamientos de los funcionarios, muchos de ellos repetitivos.

Los ajustes presupuestales deben hacerse en los gastos de las dependencias y no en los programas sociales de Sedesol o Sagarpa , planteó Lilia Aguilar, diputada del Partido del Trabajo.

Qué lástima que el recorte al gasto público no llegue a los ministros de la Corte ni a funcionarios del Instituo Nacional Electoral, pues los sueldos que manejan son los más caros. El gobierno también debe aclarar si el país está en crisis o por qué se acudió a un recorte al gasto , planteó en su oportunidad Domitilo Posadas, del Partido de la Revolución Democrática.

El gobierno federal debe brindar más información sobre reprogramación de recursos, además es urgente orientar los programas sociales , dijo Néstor Gordillo, del PAN.

Fue así que la última ronda de preguntas y respuestas dejó abierta la posibilidad de que en los próximos días los funcionarios de Hacienda regresen a San Lázaro a precisar la evolución del recorte al gasto público, no sin antes aprobar (comentario del presidente de la Comisión) la decisión del Ejecutivo, una actitud positiva ya que el diputado pertenece al Partido Revolucionario Institucional.