El presidente Felipe Calderón anunció la simplificación de trámites tributarios, con lo que se reducirá hasta 40% el tiempo que los contribuyentes utilizan para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y se traducirá en ahorros de hasta 15,000 millones de pesos anuales para las empresas.

Desde la residencia oficial de Los Pinos, acompañado de empresarios, el Mandatario federal aseguró que con esta acción se busca desregular la economía nacional y construir una regulación base cero que agilice y promueva el desarrollo del sector productivo.

Vamos a hacer del gobierno un aliado y no un obstáculo del crecimiento económico; un aliado y no un obstáculo del desarrollo de los ciudadanos, de las empresas y de la sociedad , expuso el Mandatario federal.

Flanqueado por los secretarios de la Función Pública, Salvador Vega Casillas; de Economía, Gerardo Ruiz Mateos; de Hacienda, Ernesto Cordero, y el director del IMSS, Daniel Karam, el titular del Ejecutivo detalló las medidas que tomará su gobierno.

Lo primero será la eliminación de la declaración mensual del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), para presentarla sólo una vez al año; por su parte, se realizará sólo una declaración mensual de IVA.

Se elimina la obligación de dictaminar los estados financieros, tanto para fines fiscales de la Secretaría de Hacienda, como para el cumplimiento de las obligaciones ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Los contribuyentes obtendrán la devolución del saldo a favor del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE) sin contar con el dictamen de un contador público; asimismo, se amplía de dos a cuatro años la vigencia de la Firma Electrónica (Fiel), requerida para realizar los trámites tributarios.

Estas medidas contribuirán al ahorro en tiempo y dinero de pequeñas y grandes empresas para el cumplimiento de la regulación.

Buscamos simplificar la normatividad y los trámites e incrementar la certidumbre, la calidad y la transparencia de los servicios que ofrece el gobierno federal , expuso Calderón Hinojosa.

Otras medidas que se pondrán en marcha serán la eliminación de la duplicidad en la presentación de avisos de compensación y que los contribuyentes puedan realizar vía Internet, en cualquier momento, el trámite de devolución de contribuciones.

Con esta simplificación, México se colocará en el promedio de tiempo para el cumplimiento de obligaciones fiscales de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en donde México se encuentra en el último sitio por su recaudación.

Calderón Hinojosa estuvo acompañado por los titulares de cámaras empresariales, banqueros, hombres de negocios y líderes de opinión.

Lo que el gobierno eliminó

Luego de un diagnóstico y estudios realizados, así como tomando en cuenta propuestas de diversos sectores, el gobierno decidió eliminar los siguientes requisitos que se deben presentar ante el fisco.

Ya no se presentará de forma mensual la declaración del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU). Sólo será anual.

Se quita la obligatoriedad de presentar ante el Servicio de Administración Tributaria la declaración informativa anual del IVA.

Las empresas tendrán la opción de presentar el dictamen fiscal de sus estados financieros tanto para fines fiscales como para el IMSS.

Esta facilidad no será aplicable a las donatarias autorizadas para recibir donativos deducibles del ISR. Tampoco aplicará en los casos de fusión o escisión de sociedades o tratándose de entidades de la administración pública paraestatal.

Para los saldos a favor del Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), los contribuyentes podrán solicitar su devolución sin necesidad del dictamen de un contador.

Se amplía el plazo de vigencia para la Firma Electrónica Avanzada de dos a cuatro años. La medida será válida sólo para los trámites nuevos.

En materia de compensaciones, los que tengan saldo a favor tendrán la facilidad de presentar el aviso respectivo vía Internet, sin necesidad de ir a las oficinas del SAT.

[email protected]