Si un capitalino tiene problemas con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por los impuestos que se le cobran, en el nuevo Código Fiscal de la Ciudad de México se incorporó la figura de acuerdos conclusivos que permiten al contribuyente aclarar su situación fiscal o algún desacuerdo con el fisco, informó Diana Bernal Ladrón de Guevara, procuradora de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

Si un contribuyente una empresa recibe una auditoría de las autoridades fiscales para checar si está pagando bien el Impuesto sobre Nómina, el empresario podrá ir a la Procuraduría Fiscal de la Secretaría de Finanzas del Gobierno de la Ciudad de México y pedir que intervenga para llegar al mejor acuerdo con la autoridad fiscal , explicó en entrevista.

Si este contribuyente debe algo, lo tendrá que pagar, pero estará 100% condonado de pagar algún tipo de multa. Si no debe nada, se le exonerará de esta situación, refirió la procuradora.

La única diferencia es que en la Ciudad de México el acuerdo conclusivo, que llevará el nombre de ‘acuerdo de mediación’, se lo resolverá la Procuraduría Fiscal, pues a nivel federal los acuerdos conclusivos son intervenidos por la Prodecon , enfatizó.

Recordó que los acuerdos conclusivos permiten resolver en forma anticipada los conflictos que surjan en auditorías o revisiones que se practiquen para verificar el cumplimiento de las obligaciones de pago de impuestos locales, como pueden ser el de nóminas y el Impuesto Predial, entre otros.

Guevara indicó que estos acuerdos de mediación fueron incluidos por la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México en el nuevo Código Fiscal de la capital, los cuales entrarán en vigor hasta el 1 de enero del 2018.

A la fecha, la procuraduría ha tramitado cerca de 5,000 acuerdos conclusivos y suscrito dos de cada tres acuerdos propuestos. Esto fortalece el mandato constitucional de justicia alternativa más accesible a la gente , mencionó.

Pendiente, creación de una procuraduría fiscal autónoma

Bernal Ladrón de Guevara afirmó que en julio pasado hizo una petición para que la figura de los acuerdos conclusivos se incluyera en el proyecto de Constitución de la Ciudad de México y que además se creara la figura del ombudsman fiscal local.

Lo que estamos pidiendo al Constituyente que tiene hasta al 30 de enero para aprobar la Constitución es que incluya la figura del procurador de la defensa del contribuyente de la Ciudad de México, y que reciba y evalúe los acuerdos de mediación, tal como sucede en la Prodecon , abundó.

Comentó que lo más recomendable es que el procurador que reciba los acuerdos de mediación sea autónomo de la Secretaría de Finanzas de la capital, pues este mismo llevaría a cabo las dos actividades: hacer la auditoría a los contribuyentes y los acuerdos de mediación.

Es como si los acuerdos conclusivos, en vez de que los tramitara la Prodecon, lo hiciera la Administración General Jurídica Fiscal del SAT o la Procuraduría Fiscal de Hacienda. No es el mismo nivel de autonomía a que los tramite Prodecon, la cual es independiente y sus procuradores no son nombrados por el secretario de Hacienda. Se fortalecería más el esquema de derecho , dijo.

Ejemplificó que, en el caso de una persona que presenta un problema en la revisión del impuesto de nómina, sería más fácil y confiable que pudieran atender su problema con un ombudsman del contribuyente local a ir con un procurador que también realiza las auditorías.

No será un mayor gasto

La procuradora del defensor del contribuyente aclaró que estas nuevas propuestas no representarían un gasto adicional para la Prodecon, sino que sería un organismo creado por el Constituyente y que la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México le destine un presupuesto.

Nosotros empezamos con un presupuesto mínimo, el primer año no éramos ni 50 personas trabajando, y hemos crecido conforme a las necesidades. No somos un elefante blanco, somos un organismo que va creciendo conforme a las demandas de los contribuyentes , destacó.

Cualquier contribuyente que sea objeto de una auditoría fiscal, y se le determine inconsistencias en su información contable; si la persona no está de acuerdo con dicha resolución, puede acudir a la Prodecon para aclarar su situación.

A través del acuerdo conclusivo, la Prodecon actúa como intermediario y genera una solución definitiva, dando por terminada la auditoría o revisión fiscal sin esperar a que transcurran 12 meses en los que puede durar el proceso de aclaración y seis meses para que notifique el adeudo fiscal

Bernal Ladrón de Guevara añadió que en este año se implementará un programa piloto que atienda de manera rápida y eficiente a los contribuyentes que busquen aclarar alguna situación o desacuerdo con las autoridades fiscales.

Se establecerá un módulo de atención virtual en las oficinas del SAT que están en avenida Hidalgo. Cualquier contribuyente podrá presentar su queja en estos modulos virtuales y a través de Skype se le brindará asesoría .