La recuperación del precio internacional del petróleo benefició a los ingresos del sector público presupuestario de enero a mayo de este año, de acuerdo con la información divulgada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En los primeros cinco meses del 2021, el erario público captó recursos por poco más de 2.4 billones de pesos, lo que representó un incremento anual real de 6.7 por ciento. Si se toma sólo mayo, el crecimiento contra el mismo mes del 2020 fue de 31.9 por ciento.

De acuerdo con el “Informe de Finanzas Públicas y Deuda Pública” correspondiente a mayo, los ingresos fueron mayores a lo calendarizado en 142,300 millones de pesos gracias a la recuperación de la economía tras los efectos adversos que tuvo en ella la pandemia. Dicha recuperación, agregó, se da gracias a la campaña de vacunación, así como el combate contra la evasión y elusión fiscales.

A detalle, en el informe se observó que fueron los ingresos petroleros los que presentaron un mejor comportamiento en los primeros cinco meses del año, esto ante la reapertura económica en el mundo y la estabilización de los precios internacionales del petróleo.

De esta manera, lo recaudado gracias al petróleo de enero a mayo de este año sumó 363,621 millones de pesos, lo que significó un incremento anual de 86.6 por ciento. Si se compara sólo mayo contra mayo del 2020, el crecimiento fue de 207 por ciento.

“Los ingresos petroleros del gobierno federal fueron mayores al monto programado en 21,400 millones de pesos, aun incluyendo la reducción en la carga fiscal de Pemex para fortalecer su posición financiera en el largo plazo. Lo anterior derivado de un mayor precio del petróleo y la recuperación de la economía en marcha”, destacó Hacienda.

En los ingresos propios Petróleos Mexicanos es en donde se ve el mayor incremento. En el periodo, la empresa productiva del Estado dejó ingresos por 217,770 millones de pesos, 147.5% más que el año pasado. En el caso de los ingresos petroleros del gobierno federal, éstos sumaron 145,850 millones de pesos, 36.5% más que en el 2020.

Tributarios se estancan

En el caso de los ingresos que el erario recibe por el pago de impuestos de los contribuyentes, a mayo éstos presentaron un estancamiento pese a que Hacienda calificó como un éxito la optimización del marco tributario vigente.

“Los ingresos tributarios se muestran más sólidos debido a la reactivación económica y a las medidas de combate a la evasión y elusión fiscal”, señaló el reporte.

De enero a mayo los ingresos tributarios dejaron una recaudación de poco más de 1.5 billones de pesos, lo que representó apenas un crecimiento de 0.3% en su comparación anual. Al considerar sólo mayo, el crecimiento observado fue de 18.5 por ciento.

En la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) fue en donde se vio una disminución. De enero a mayo el erario captó 185,583 millones de pesos a través de este gravamen, 8.8% menos que el año pasado.

La caída en la recaudación del IEPS se explicó, principalmente, por la menor recaudación en el IEPS a gasolinas, que presentó una caída de 13.4% anual ante los estímulos fiscales que se le han otorgado ante la recuperación de los precios del petróleo que a su vez, afectan el precio al consumidor final de gasolina.

Estímulo a gasolinas

Anteriormente, la dependencia a cargo de Arturo Herrera dio a conocer que el estímulo fiscal que se le otorga a las gasolinas tendrá un costo total al cierre de este año de 41,947 millones de pesos.

En el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA) —que se relaciona con el consumo— dejó recursos por 472,572 millones de pesos, 5.0% más que en el mismo periodo del 2020. En  tanto, el Impuesto sobre la Renta (ISR) dejó 861,299 millones de pesos, apenas 0.2% más que el año pasado.

Pese al estancamiento en la recaudación respecto al 2020, ésta fue mayor en 15,768 millones de pesos a lo aprobado en el calendario de ingresos para el periodo.

ana.martinez@eleconomista.mx