Debido a que la reforma hacendaria no cubrió las expectativas para mantener una completa estabilidad de las finanzas públicas del país, es necesario que para el 2018, cuando llegue una nueva administración, esté lista la oficina del presupuesto, que a su vez tendría un consejo fiscal, indicó Héctor Villareal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP).

Lo que me queda claro es que, independientemente de quién llegue en el 2018, la primera reforma que convocará es una fiscal, por lo que sería muy bueno que esta persona contara con el apoyo del consejo fiscal , dijo durante su participación en el panel Hacia la construcción de una oficina del presupuesto en México en la Cámara de Diputados.

Mencionó que con dicho consejo el país podrá enfrentar los problemas que tiene en materia de salud y pensiones, pues, ante el crecimiento demográfico y la esperanza de vida, al país se le avecina una presión muy fuerte en sus finanzas públicas.

Actualmente 30% de la población no participa en ningún sistema de seguridad pública. Si no se toman las previsiones fiscales va haber una tragedia social en la que tendremos gente grande y pobre .

Al respecto, Gerardo Esquivel, coordinador ejecutivo de Investigación del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, agregó que el 2017 será un año muy complicado, en el que se harán mayores recortes al gasto, por lo que contar con un consejo servirá para orientar de mejor manera los recursos públicos.

Estamos en una economía que se está endeudando y que tiene una pésima calidad del gasto público, esto hace muy difícil pensar en que no habrá una política anticíclica (...); no hay credibilidad para contemplar otra política fiscal .