El Producto Interno Bruto (PIB) del Reino Unido se contrajo un 0.1% durante agosto respecto al mes anterior, según datos anunciados este jueves por la Oficina de Estadísticas Nacionales, signo de una economía morosa ante la proximidad del Brexit.

La actividad económica del país registró así un frenazo tras haber crecido un 0.4% en julio.

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido.

Algunos economistas temen que el Reino Unido entre en recesión en el tercer trimestre, tras sufrir un retroceso del PIB de 0.2% en el segundo trimestre debido a las incertidumbres en torno a su salida de la Unión Europea, prevista para finales de este mes.

Ofensiva mediática de Londres suscita dudas sobre sus intenciones ante el Brexit

El gobierno británico mantiene un doble discurso sobre el Brexit, con contradicciones entre el mensaje oficial y unas filtraciones muy intencionadas a los medios, que alimenta la especulación sobre si realmente busca un acuerdo o todo es escenificación de cara a unas elecciones.

El primer ministro Boris Johnson quiere que el Reino Unido abandone la Unión Europea el 31 de octubre, y afirma que prefiere hacerlo con un acuerdo, pero Bruselas asegura que la propuesta que presentó es muy insuficiente.

"La propuesta de Johnson hace una semana no era seria. Su verdadero objetivo era empezar un juego de culpas", acusó el eurodiputado liberal belga Guy Verhofstadt, referente sobre el Brexit en el Parlamento Europeo.

El ambiente se deterioró dramáticamente a raíz con una serie de informaciones anónimas a la prensa, en un tono muy combativo, el lunes y el martes desde Downing Street, en que se acusaba a Alemania e Irlanda de bloquear el progreso de la negociación.

Johnson aboga públicamente por el diálogo con "nuestros amigos europeos" y tras hablar esta semana con su homólogo irlandés, Leo Varadkar, con quien el jueves mantenía un encuentro privado, su oficina afirmó que ambos "reiteraron firmemente su deseo de alcanzar un acuerdo".

Sin embargo, una fuente no identificada de Downing Street, que muchos sospechan se trata de su consejero especial Dominic Cummings -citado en el pasado por la prensa calificando de "simulacro" las negociaciones con la UE- amenazó con poner fin a la cooperación con los países que traten de impedir un Brexit a final de mes.

erp