La economía mexicana alcanzó una expansión promedio de 2.3% en el 2016, según la estimación preliminar del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De confirmarse esta cifra, el dato oficial será divulgado el 22 de febrero; el 2016 sería el segundo año de mayor crecimiento en lo que va de la administración de Enrique Peña Nieto, quedando por debajo de 2.6% observado en el 2015.

La validación del dato oficial quedaría en el punto medio del rango estimado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que es de 2 a 2.6%, y estaría por arriba del consenso del mercado estimado por la consultora FocusEconomics, que en diciembre estaba en 2.1 por ciento.

De acuerdo con la información preliminar divulgada por el Inegi, en el cuarto trimestre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) registró una expasión de 2.2% ,frente a mismo trimestre del 2015, con cifras desestacionalizadas.

Analistas de Grupo Financiero Banorte consideran que este desempeño lento será consistente para el primer trimestre del 2017, que además estará determinado por la incertidumbre en torno a las políticas económicas que implementará la administración de Estados Unidos.

Banorte estima que México logrará una expansión de 1.1% en su PIB al cierre de este año.

Servicios, el motor

De acuerdo con los datos del Inegi, en el cuarto trimestre el sector servicios presentó un avance de 3.2% anual, con cifras desestacionalizadas, con lo cual continúa siendo el principal motor de crecimiento de la economía mexicana .

Por otro lado, se observa que las actividades primarias registraron un crecimiento de 6.4% anual, que incluyen la agricultura, la ganadería, la extracción de minerales y otros recursos no renovables como el petróleo.

En tanto, las actividades secundarias presentaron una contracción de 0.2% explicada por la recesión de la industria minera e incluso a pesar del mayor avance del sector manufacturero.

Las industrias representativas de este sector económico son la petroquímica, la producción de cemento y la construcción, los textiles y las bebidas y alimentos.

Desaceleró trimestre

De acuerdo con la información del Inegi, con cifras ajustadas por estacionalidad, la economía mexicana creció 0.6% en el cuarto trimestre frente al tercero, quedando expuesta una desaceleración respecto del avance del tercer cuarto, cuando la expansión fue de 1 por ciento.

Por componentes, las actividades primarias registraron un crecimiento de apenas 0.4% trimestre contra trimestre, mientras que el sector industrial registró un nulo avance.

El sector servicios arrojó un crecimiento de 0.7%, que implica un crecimiento anual de 3.2 por ciento.

Este detalle de la situación de la economía mexicana es leído por analistas de Capital Economics como un debilitamiento del crecimiento, resultado de un menor ímpetu del sector servicios, y un sector secundario que sigue estancado.

La consultoría mantiene su pronóstico de crecimiento para el PIB mexicano en el 2017, en 1.8 por ciento.

Recesión industrial, ?por dos años

El sector industrial, que representa 33% del crecimiento de la economía mexicana, incorpora los datos del sector manufacturero y de la industria minera. Esta última se mantiene en recesión, el principal componente es el petróleo y la actividad aunada al bajo precio del petróleo se ha mantenido en picada desde principios del 2014.

El propio Banco de México (Banxico) precisó en su informe trimestral más reciente que la minería ha mantenido una trayectoria decreciente desde principios del 2014 , en un entorno en el cual la plataforma de producción petrolera continuó disminuyendo .

Ahí mismo, en el diagnóstico sobre la actividad económica, los analistas del banco central destacaron que los servicios relacionados con la minería siguieron cayendo y se ubican en niveles particularmente bajos.

Enfatizaron que derivado de la menor obra contratada por parte del sector público, la construcción continuó exhibiendo un débil desempeño .