La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advierte que la economía mundial podría mantenerse estancada por más tiempo, conforme se agudice la tensión comercial que ha debilitado a la inversión.

La organización estima que el PIB  global conseguirá un crecimiento de 3% este año y de 2.9% en el 2020 , para repuntar a 3.1% en el 2021. La tasa estimada para el 2019 es la más baja desde la crisis del 2009, acotó en videoconferencia desde París, José Ángel Gurría, secretario general de la entidad.

Este desempeño se encuentra muy lejos de 3.5% estimado por la organización hace justamente un año y resulta, en gran parte, del freno que mantiene el comercio mundial, aseveró.

Al presentar la actualización de las Perspectivas Económicas de la OCDE, evidenció que las dos economías más grandes del planeta, Estados Unidos y China, conseguirán avances en la medida que logren destrabar la tensión comercial que han mantenido.

Para la primera economía del mundo, Estados Unidos, prevén un crecimiento del PIB de 2.3% en este año y 2% para el 2020 y el 2021. El pronóstico para este año es inferior en una décima al previsto en septiembre y se mantiene sin cambios para los siguientes dos años.

China y eurozona desaceleran

Al gigante asiático, China, le estiman una expansión de 6.2% para este año que no podrá sostenerse en los próximos dos. De modo que prevén un avance de 5.7% para el 2020 y 5.5% para el 2021.

En la misma presentación del documento, la economista jefe de la organización, Laurence Boone, dijo que hay una lenta capacidad de reacción de los gobiernos para atender los desafíos mundiales, como son las barreras comerciales, la inestabilidad política y hasta el cambio climático.

Para las economías de la eurozona, los expertos de la OCDE anticipan un avance de 1.1% en el PIB del 2019, superior a 1% estimado en septiembre, y de 1.2% para el 2020 y el 2021.

Entre las economías europeas, Alemania conseguiría salvar la contracción, crecerá 0.6%, pero seguirá estancada hasta el 2021, cuando estiman que tendrá un PIB de 0.9 por ciento.

Reino Unido, con su Brexit como origen de incertidumbre mundial y regional, alcanzará este año un avance de 1.2%, en el 2020 de 1% y en el 2021 de 1.2 por ciento.

AL, lento desempeño

Por primera vez en el reporte, la OCDE incluye a Colombia y Costa Rica, miembros recientes de la entidad.

Para Colombia anticipa un sólido desempeño por las reformas fiscales emprendidas y los ambiciosos proyectos de infraestructura, por lo que mantiene sin cambio su pronóstico de 3.4% para este año y de 3.5% para el 2020.

En tanto para Costa Rica, prevé una expansión de 2.25% para el 2020 y el 2021, apuntalado por la demanda doméstica.

Las dos economías más grandes de la región, México y Brasil, se mantendrán estancadas.

[email protected]