Durante el primer trimestre del año, los ingresos petroleros fueron superiores en 2,649 millones de pesos, esto es un crecimiento de 1.9% en términos reales, resultado del aumento de 20.9% en el precio del petróleo crudo de exportación, que se compensó parcialmente con la disminución de 1.3% en la plataforma de exportación, el incremento de 39.1% en la importación de petrolíferos y la apreciación real del tipo de cambio de 8.8%, según el informe del primer trimestre de las finanzas públicas.

El documento hace énfasis en la elevada base de comparación debido a la recuperación de recursos del Fondo de Estabilización para la Inversión en Infraestructura de Petróleros Mexicanos (Feipemex) en febrero del año pasado por 20,000 millones de pesos. Al excluir estos recursos, el crecimiento de los ingresos petroleros es de 11.7 por ciento.

Ello permitió un superávit de 1,262 millones de pesos en las finanzas del país.

El informe estima que la economía creció 5% en el primer trimestre en tanto que la recaudación de impuestos no llegó a la meta programada, en donde el fisco resintió devoluciones por IVA mayores en 45.5 por ciento.

Hacienda estableció en su informe que la economía mexicana continúa creciendo a un ritmo acelerado según apuntan los principales indicadores macroeconómicos.

Hizo ver que la economía mundial y Estados Unidos siguieron expandiéndose destacando la aceleración en la producción industrial estadounidense, lo que se tradujo en una fuerte expansión de la demanda externa.

Sin embargo, reconoció que persisten elementos de riesgo asociados con la situación fiscal del sistema financiero de algunos países de industriales, el mayor precio del petróleo debido a fenómenos geopolíticos en países de África del Norte y del Medio Oriente y los efectos del desastre natural y problemas nucleares en Japón.

INGRESOS Y GASTOS

Pero los ingresos presupuestarios no cumplieron con las expectativas programadas por la dependencia al ser menores en 13,390 millones de pesos. Pero si se comparan con el primer trimestre del 2010, se tiene un aumento de 1.6 por ciento.

A su interior, la recaudación de impuestos tampoco alcanzó la meta. Se esperaban 414,431 millones de pesos y sólo ingresaron a las arcas del gobierno 385,249 millones de pesos.

Ninguno de los gravámenes (ISR, IETU, IDE, IVA, IEPS) llegó al calendario. A lo que Hacienda explicó que, si bien a febrero la recaudación conjunta de ISR, IETU, IDE fue menor en 10,867 millones de pesos, se revirtió en marzo al aumentar en 2,990 millones de pesos.

Según Hacienda, la diferencia mensual en los ingresos con respecto al programa ha disminuido a lo largo del trimestre, por lo que se anticipa que seguirá en los meses siguientes.

El gasto presupuestario, ascendió a 779,367 millones de pesos, 2.7% más en comparación al 2010, de los cuales el programable ejercido fue de 594,271 millones de pesos. La inversión física creció 4.3% y la presupuestaria 0.9 por ciento.