El Fondo Monetario Internacional (FMI) informó que la recuperación global está afectada por los problemas económicos que presenta Europa, por lo que la actividad económica descenderá en el 2012. Alertó que se debe evitar que las economías colapsen, en especial las de la zona euro.

Ésta caerá en recesión en este año y en Estado Unidos se espera un crecimiento moderado después de su pequeño despunte económico. Otras economías sufrirán un crecimiento débil, indicó el organismo internacional.

Se espera que las economías emergentes del G-20 tengan un crecimiento económico moderado para el 2012, lo que refleja los efectos adversos a las economías avanzadas, aseguró un documento publicado por el FMI.

Los riesgos para el crecimiento global se han incrementado y uno de los principales problemas de riesgo para las economías emergentes es que el precio del crudo se incremente, impulsado por geopolíticas relacionadas con interrupciones en el suministro del petróleo.

Para las economías avanzadas del G-20 sigue siendo una prioridad establecer una consolidación fiscal a mediano plazo, con el fin de que los países con un espacio adecuado permitan que los estabilizadores automáticos funcionen plenamente y se consolide una desaceleración a corto plazo, informó el fondo.

La política monetaria debe seguir siendo muy acomodaticia y los políticos deben estar preparados para continuar o ampliar las medidas no convencionales, si es necesario , consignó el documento.

En el caso de las economías emergentes que pertenecen al G-20, su prioridad inmediata no es asegurar el crecimiento interno para que las políticas monetarias moderen la presión inflacionaria si no dar las garantías suficientes para hacer crecer otros sectores para asegurar una estabilidad económica.

El documento del FMI enfatiza que, para lograr hacer frente a los constantes desequilibrios globales que garanticen un retorno al crecimiento mundial sólido, sostenible y equilibrado, se debe crear un crecimiento más inclusivo y un menor ahorro en las economías emergentes con superávit. Esto se puede lograr aliviando las reformas del sector financiero y mejorando los sistemas de pensiones, salud y educación que se complementa con una mejor intervención en los mercados de divisas.

[email protected]