El Producto Interno Bruto (PIB) de España progresó 0.2% en el cuarto trimestre del 2013, confirmando una tímida salida de la recesión, pero en todo el año se contrajo 1.2%, en un país minado por un desempleo récord, según las cifras oficiales definitivas.

Estas cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman una pequeña aceleración de la recuperación en el último trimestre, ligeramente inferior; sin embargo, a las previsiones y demasiado débil para permitir la creación de plazas laborales en un país que tiene un desempleo de 26 por ciento.

Con un crecimiento de 0.2% en el último trimestre (el INE preveía un 0.3%), el PIB se mantiene en una caída de 1.2% en el conjunto del año, pero confirma la salida del país de su segunda recesión en cinco años, que se inició en el tercer trimestre con un crecimiento de 0.1% del PIB.

El gobierno de derecha, que desde hace dos años lleva a cabo una política de austeridad sin precedentes para sanear las cuentas públicas, espera mantener esta recuperación y prevé ahora un crecimiento de 1% para el 2014 cuando hasta ahora lo situaba en 0.7 por ciento. La previsión es que alcancemos un crecimiento de 1% para el 2014 y 1.5% para el 2015 , afirmó Mariano Rajoy, jefe del gobierno.

Esta mejora debería, según él, traducirse en el 2014 en una creación neta de empleo , que será a un ritmo todavía moderado en este año, sí, pero que se acentuará de forma más intensa durante el 2015 .

Advirtió, no obstante, evitar cualquier triunfalismo cuando el desempleo sigue manteniéndose en un nivel récord de 26.03% de la población activa.

La débil demanda interior sigue siendo el principal freno para una recuperación más firme, aunque registró una variación anual menos negativa en el cuarto trimestre del 2013 , destaca el INE.

La demanda exterior se mantiene positiva en el cuarto trimestre, pero a un menor grado, añadió el INE. No obstante, el dinamismo de las exportaciones, que ayudaron a amortiguar el impacto de la crisis plasmada en el menor gasto de los españoles, sigue siendo esencial para consolidar el crecimiento.

Con un incremento de 5.2% hasta los 234,240 millones de euros, las exportaciones alcanzaron en el 2013 un nuevo techo histórico, a pesar de que este crecimiento se haya desacelerado a finales de año.

En cambio, en diciembre, las importaciones crecieron 5.6% con respecto a diciembre del 2012 hasta los 20,140 millones de euros, señal de que empieza a haber cierto movimiento en el consumo de los hogares. Esto apuntaría hacia el inicio de la fase de crecimiento , según el Ministerio de Economía.