En los últimos días desde las oficinas del Ministerio de Economía de Argentina, donde trabajan los hombres del viceministro de Economía, Axel Kicillof, se han realizado innumerables contactos y llamados a los presidentes de las casi 50 empresas privadas donde el Estado tiene participación a través de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

El motivo es informarles acerca del control que comenzará a ejercer el Estado en esas empresas, luego de conocido el decreto 1,778 que le da amplios poderes a Kicillof para nombrar coordinadores, directores y requerir todo tipo de información a las compañías.

La Dirección de Empresas que controla el subsecretario de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad, Augusto Costa, se transformara en una especie de superente para controlar no sólo los balances de las firmas sino también variables como niveles de producción y costos empresariales. A esa tarea también está abocado el subsecretario de Programación Macroeconómica, Emanuel Álvarez Agys.

Los colaboradores de Kicillof ya avisaron a los presidentes de las casi 50 empresas privadas en las que el Estado tiene participación a través de la Anses que deben entregar toda la documentación requerida por el Ministerio de Economía 72 horas antes de cada reunión de directorio. Entre las condiciones que imponen los hombres de Kicillof a los presidentes de las empresas privadas se puede mencionar además que las empresas envíen todos los datos referidos a la producción, costos, exportaciones, importaciones y niveles de endeudamiento.

Si la información no está con esa antelación, los directores estatales votarán todo en contra , dicen fuentes cercanas al viceministro. Algunos empresarios se quejaron por no tener los recursos humanos necesarios para recabar esos datos, pero desde el área del viceministro ofrecen personal de Economía para hacer la tarea. No estamos acostumbrados a que nos traten así. Pero debemos enviar esa información, si no será peor , indicó un empresario al cual le requirieron esta semana la información.

En las filas del viceministro no hay abogados, la mayoría son economistas que provienen del Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino. Por ese motivo, Kicilllof se apoyará en abogados de La Cámpora liderados por el secretario de Justicia, Julián Álvarez; el diputado por el FPV, Eduardo Wado De Pedro, y el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica