El Banco central europeo (BCE) expresó el lunes su preocupación por el auge del endeudamiento en Europa, y consideró "posible" el contagio del caso italiano a otros países, según uno de sus principales directivos.

"Se ven resurgir en Europa preocupaciones sobre la sostenibilidad de la deuda, tanto en el sector público como en el privado" indicó Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, en un discurso pronunciado en Fráncfort.

Italia, con su deuda pública del 130% del PIB, es actualmente "el caso más importante", y su proyecto de presupuesto es fuente de tensiones políticas.

El contagio a otros países de Europa "ha sido limitado de momento" pero es ahora "una posibilidad", afirmó.

El vicepresidente del BCE se hace eco del Fondo Monetario Internacional (FMI), que alertó que las tasas con las que se endeuda Italia "están a su más alto nivel en cuatro años", y pueden generar un "contagio".

Sin embargo el gobierno italiano reafirmó el viernes que no tiene la intención de revisar su proyecto presupuestario, aún a riesgo de enfrentarse con Bruselas y sus socios europeos.