La recuperación económica de Estados Unidos está entrando en la recta final, aunque el desempleo sigue siendo muy elevado y sólo disminuirá gradualmente, dijo el saliente secretario del Tesoro de ese país, Timothy Geithner.

"Creo en la recuperación. Si esto fuera baloncesto, estamos empezando el último cuarto", dijo Geithner en una entrevista con el Wall Street Journal.

Estados Unidos avanzó más que otros países en equilibrar la deuda con los ingresos de la nación y en recortar el riesgo de apalancamiento en el sistema financiero, y "ya pasamos el gran ajuste en el sector de las viviendas", dijo Geithner.

La recuperación en Europa se encuentra en una fase mucho más incipiente pero el continente hizo cosas realmente importantes, como, al menos por ahora de forma exitosa, sacar de los mercados el riesgo de algún colapso catastrófico.

Geithner dejará su cargo el 25 de enero. El presidente Barack Obama nombró en su reemplazo al jefe del equipo de la Casa Blanca, Jack Lew.

No se debe aumentar el límite de deuda

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, dijo que no debería aumentarse el límite de deuda federal a largo plazo hasta que el Senado apruebe el presupuesto.

"Vamos a buscar estrategias que obliguen al Senado a unirse finalmente a la Cámara de Representantes en enfrentar el problema de gasto del Gobierno. El principio es simple: sin presupuesto, no hay pago", dijo Boehner en extractos de un discurso para los representantes republicanos en el retiro de Williamsburg.

El Senado no aprobó una resolución oficial sobre el presupuesto en casi cuatro años y el Congreso ha dependido en gran medida del financiamiento de medidas paliativas para mantener a las agencias gubernamentales y los programas en ejecución.