El Banco de México (Banxico) confirma que hubo apetito y entusiasmo de los bancos privados y de desarrollo para participar en la primera subasta de coberturas cambiarias liquidables en pesos, el próximo 6 de marzo.

Tal como está consignado en las reglas generales del mecanismo, publicadas el viernes pasado en la circular 3/2017, las instituciones de crédito interesadas en participar en las subastas deben firmar contratos con el Banco de México, con al menos dos días hábiles bancarios de anticipación a la fecha en que la institución pretenda participar en la subasta , un límite que se cumplió.

El Gobernador del Banxico, Agustín Carstens, enfatizó que los aspectos específicos de la subasta del lunes, saldrán en la convocatoria que el Banxico emite antes de que se lleve a cabo, y advirtió que se divulgará la información general sobre los resultados de la misma.

Se avanzó en ir cumpliendo los requerimientos preoperativos con intermediarios financieros del país y vemos mucho apetito para participar en el mercado , aseguró.

Durante esta semana, desde el lunes, los bancos participantes trabajaron junto con el Banco de México para probar los sistemas operativos sobre los que correrán las subastas; completaron las firmas de los contratos y demás cosas de plomería relativos al ejercicio de la subasta, explicaron bancos participantes.

Tal como lo informó el Banxico en la circular, divulgada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) las subastas de coberturas podrán realizarse de manera tradicional, o interactiva. Siendo la diferencia entre ambas, el conocimiento de las respectivas posturas del precio marginal de asignación durante la misma subasta.

Limitarán presión para subir tasas

Analistas de BlackRock y Bank of America Merrill Lynch (BofA) consideraron que en la medida que se aprecie el peso, a partir de la colocación de coberturas cambiarias liquidables en pesos, este lunes, se quitará presión de la economía y, probablemente, el Banco de México limitará los incrementos de tasas.

De acuerdo con Gerardo Rodríguez Regordosa, estratega de Mercados Emergentes de BlackRock, antes del anuncio de este nuevo mecanismo, el mercado esperaba un alza de 100 puntos base en la tasa sobre 6.25% en que operan hoy.

Una vez anunciada la subasta de coberturas, acota, se redujo la estimación a un incremento de 65 puntos base, lo que significaría que el Banxico subiría en una proporción similar a los movimientos que realizará la Reserva Federal de Estados Unidos, en dos o tres alzas en este año.

Al respecto, el gobernador de Banco de México admitió el miércoles que es probable que al entrar en operación las subastas este lunes se tendrá un entorno cambiario superior al que hemos visto desde el último trimestre del 2016.

Sin duda se podría manifestar en menores presiones inflacionarias y a la postre podría influir en las decisiones que tomemos de política monetaria , reconoció.

Pero no se puede decir de manera contundente que ese será el resultado que se va a observar. Yo diría que también depende mucho de las circunstancias que enfrentemos hacia delante , agregó.

Bancos colocarán coberturas... ?tal vez

Carlos Capistrán, economista en jefe para México en BofA, explicó que el principal objetivo de estas coberturas cambiarias es limitar la volatilidad del mercado cambiario.

Consignó que falta ver si los detalles de las condiciones para operar las coberturas de la banca hacia sus clientes, resultan suficientemente atractivas.

Pero independientemente de que los bancos intermedien como esperaba originalmente el Banco de México, a partir de participar en las subastas, tener más certidumbre en el mercado cambiario ayudará a las empresas a tomar decisiones , finalizó.

Tal como está diseñada la subasta, y detallada en la disposición de la circular publicada en el DOF, al participar las instituciones bancarias obtienen el derecho de ofrecer coberturas similares a sus clientes, en las mismas condiciones que ellos las contrataron en el Banxico.

Con ello, queda bajo decisión del banco participante, intermediar al ofrecerlas a sus clientes o quedarse con el riesgo cambiario abierto, que implica quedarse con la cobertura en su balance.

ymorales@eleconomista.com.mx