De acuerdo con cifras del Servicio de Administración Tributaria (SAT), en el 2016 la recaudación total de impuestos derivada de operaciones de comercio exterior fue de 787,549.99 millones de pesos, cifra que por tercer año consecutivo significó un crecimiento anual.

El aumento en la recaudación por este concepto fue de 16.89 por ciento. En el 2015 el dinero recaudado por el organismo derivado de las operaciones de comercio exterior sumó 673,780.96 millones de pesos, es decir 113,769.03 millones de pesos menos que en el 2016.

Septiembre fue el mes más fuerte para el pago de impuestos en las aduanas, periodo en el que se recaudaron 75,148.77 millones de pesos; en octubre y noviembre el pago de impuestos en comercio exterior bajó a 72,993.30 millones de pesos y 69,368.06 millones de pesos, respectivamente. Esta situación se puede deber a las decisiones conservadoras de algunas empresas exportadoras e importadoras en el marco de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Sin embargo, para diciembre la recaudación de impuestos por operaciones de comercio exterior fue nuevamente al alza, acumulando 74,717.90 millones de pesos pagados por impuestos en este mes.

Entre los impuestos que el fisco recibe en transacciones de comercio exterior están: el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), el Impuesto General de Importación (IGI), los Derechos de Trámite Aduanero (DTA) y el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN), principalmente.

El IVA acumulado por este tipo de operaciones significó la mayoría de la recaudación, al sumar aproximadamente 569,033.60 millones de pesos por concepto de transacciones en comercio exterior. Esto es 14.70 % más que lo recaudado en las aduanas durante el 2015 (496,105.12 millones de pesos).

El impuesto cobrado en materia de comercio exterior que presentó un mayor crecimiento en el 2016 fue el IEPS; con un aumento anual de 26.06%, la recaudación de este impuesto en las aduanas fue de 162,855.97 millones de pesos.

En tanto, la recaudación del IGI del año pasado fue 50,762.43 millones de pesos, arancel que presentó un crecimiento de 14.14%, pues en el 2015 el SAT acumuló 44,475.30 millones de pesos pagados por este arancel.

Por los DTA pagados en el 2016, el fisco recibió un total de 1,358.28 millones de pesos, 161.78 millones de pesos más que el año inmediato anterior.

Más importaciones ?que exportaciones

De acuerdo con el SAT, en el 2016 se realizaron aproximadamente 55.64 millones de operaciones relacionadas con el comercio exterior. De las anteriores 40.48 fueron movimientos de importación y 15.16 fueron de exportación.

En el 2015 se realizaron 54.50 millones de operaciones por importación y exportación, lo que para el cierre del año pasado significó un crecimiento de 2.09% con respecto a las operaciones que la autoridad fiscal gestionó en aduanas.

Cabe destacar que al cierre del 2016 las operaciones de comercio exterior relacionadas con importaciones registraron un crecimiento anual de 2.22%; en el 2015 hubo 39.60 millones de ordenamientos de este tipo.

Por otro lado, las operaciones de exportación crecieron entre el 2015 y el 2016 aproximadamente 1.74%, siendo que en el 2015 se efectuaron 14.90 millones, mientras que en el 2016 el SAT registró 15.16 millones.

Diciembre fue el mes en el que México tuvo más operaciones de importación y exportación (6.3 millones 2.4 millones, respectivamente.

Gabriel Cárdenas, socio y fundador de C&A Cárdenas (firma de asesoría fiscal), enfatizó que el hecho de que el aumento en la recaudación en materia de comercio exterior haya sido mucho mayor al número de operaciones se debe, en gran parte, al fortalecimiento del dólar frente al peso.

Lo anterior, explicó, debido a que los impuestos que se cobran son un porcentaje sobre el valor de la importación o de la exportación, el cual, en ocasiones, se presenta en la moneda de Estados Unidos; y para que el fisco pueda cobrarlo primero es necesaria una conversión a pesos.

Con esta situación, aunque el número de operaciones, el monto total de las transacciones o la carga fiscal impuesta no aumenten, el organismo recaudador percibe una cantidad mayor por pago de impuestos.

claudia.cordova@eleconomista.mx