El sistema de seguridad social debe adaptarse a la nueva realidad que tiene el país en cuanto a la esperanza de vida y la estructura del mercado laboral, indicó Ignacio Rubí, subsecretario de Previsión Social de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

El esquema de seguridad social ya dio lo que tenía que dar, ya se agotó. Las reformas al sistema de pensiones de 1997 para el IMSS y el 2007 para el ISSSTE deben ser replanteadas bajo un esquema integral , expuso durante su participación en el panel Perspectivas sobre las pensiones en la política pública y los sindicatos .

Explicó que diversos actuarios están elaborando un nuevo marco jurídico que permita establecer pisos y techos en términos de seguridad social y que la equidad esté más inmersa. Dicho marco será entregado al Congreso de la Unión para que pueda ser analizado.

Nuestro andamiaje jurídico ya no está acorde a las nuevas condiciones de la economía y del sector laboral (...) Se necesita una ley marco donde se establezca el concepto de seguridad social, cuáles son las prestaciones económicas y en especie que deben considerarse como seguridad social y establecer las bases para que este esquema pueda proteger a todos los mexicanos .

Reiteró que se debe generar un esquema universal, donde ya no existan más de 1,000 regímenes de pensiones en el país, donde los beneficios pensionarios son diferentes para los trabajadores.

Refirió que, en 1950, la esperanza de vida era de alrededor de los 55 años, mientras que en la actualidad está poco más arriba de los 73 años, lo cual indica que la edad de jubilación debe ser acorde a la esperanza de vida y las aportaciones.

Vemos el esquema de beneficio definido con graves problemas de viabilidad financiera (...), y el problema del nuevo esquema de contribuciones definidas es que las aportaciones son bajas y, por tanto, las pensiones son muy pequeñas .

Reforma debe ser prioridad en la agenda nacional

Rubí enfatizó que el tema de la seguridad social debe ser en la agenda nacional la próxima reforma que se tiene que llevar a cabo para darle viabilidad económica y social al país, no podemos seguir con parches en un tema tan delicado que impacta productividad y competitividad .

Indicó que se requiere una atención multidisciplinaria en donde se involucre el sector público, privado y organizaciones sindicales para analizar y buscar salidas financieramente responsables.

El actuario José Luis Suárez agregó que con una ley marco se podrá explicar adecuadamente cómo deben funcionar las pensiones y la seguridad social, y sobre todo cómo hacerla sostenibles. Añadió que sólo faltaría voluntad política para llevar a cabo este marco.

Al cuestionarlo sobre si este seminario donde participaron expertos en pensiones, empresas, sindicatos, actuarios y abogados se hizo con la intención de opacar la Semana de Seguridad Social que se realiza en el Senado de la República, respondió:

Fue una mala coincidencia que este seminario se hiciera justo en la Semana de Seguridad Social (...) No hay voluntad política, participé el año pasado en la Semana de Seguridad Social porque fui invitado, se habló de que se haría una comisión en la que nos integrarían, pero hasta hoy no he sido requerido .

Acabar con inequidad en pensiones, desafío

Alfonso Cepeda, coordinador del Colegio Nacional de Administración y Finanzas del SNTE, indicó que el mayor desafío del sistema de seguridad social es acabar con la inequidad de los beneficios pensionarios que hay.

Desde las aportaciones hay disparidad entre las que realizan los trabajadores del IMSS con los del ISSSTE. Hay trabajadores que perciben pensiones de 60,000 pesos y otros de 5,000 pesos, entonces, tenemos que buscar mayor equidad .

Comentó que las reformas que se busque hacer en el sistema de pensiones deben considerar el impacto a los trabajadores, pues cuando se toman decisiones unilaterales, las repercusiones sociales son más graves, por eso es bueno considerar a los trabajadores.

No hay reforma que pueda ser exitosa si no se toma en cuenta a los trabajadores (...) Se deben hacer más aportaciones porque reformar significa sacrifico económico y laboral .

Rafael Garza, secretario de Relaciones de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios, expuso que se requiere una mayor voluntad política en la que se insista en explicar a los trabajadores por qué deben aportar para el ahorro de su retiro.

Hizo énfasis en la urgencia de crear una Secretaría de Pensiones que se encargue de evaluar y analizar la situación de seguridad social con el objetivo de crear un esquema más homogéneo, es decir, que los beneficios pensionarios sean iguales para todos los trabajadores.

Se debe crear una comisión multidisciplinaria donde estén los actuarios, líderes sindicales, la Secretaría del Trabajo y la de Hacienda, con el objetivo de ver si con el próximo presidente tenemos suerte para que se cree una secretaría dedicada exclusivamente a la seguridad social. Es uno de los problemas (latentes)que tiene nuestro país como para no dedicarle una secretaría .

Otra propuesta que se debe impulsar es que por cada peso que ahorre el trabajador, el empresario o patrón aporte una cantidad que incentive al trabajador para seguir ahorrando.

Habrá más de 33 millones de personas de la tercera edad

En la clausura del Seminario salud y retiro 2017, José Narro, secretario de Salud, coincidió en que, ante un proceso de transición demográfico, se deben tomar acciones en la seguridad social del país acordes con la realidad.

Detalló que, en México hay casi 124 millones de habitantes, de los cuales alrededor de 12.5 millones son mayores de 60 años y 5.6 millones tienen 70 años o más.

Si nos vamos a la mitad del siglo esto se vuelve más complejo porque tendremos casi 33 millones de personas de 60 años o más, y más de 17 millones de 70 años o más, por lo que es bueno que se estén buscando acciones en materia de seguridad social .

Comentó que la esperanza de vida de las personas está creciendo; en México se estima un promedio de 75 años, pero hay países que tienen una esperanza de vida de hasta 83 años para sus habitantes. Es probable que en algunos años, en países como Japón o Suecia, la esperanza de vida pueda estarse acercando a los 90 años .

No obstante, se ha sugerido que la idea de incrementar la edad de retiro debe ser analizada de manera rigurosa, pues hay personas que no tienen las misma capacidad y fuerza en la edad de la vejez.

Expertos han sugerido que lo más conveniente sería asignar una edad mínima de retiro, donde si bien puedes pensionarte a los 65 años,se tenga la opción de elegir retirarse a los 67 o 70 años.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx