La Reserva Federal adoptó nuevas normas para proteger a los usuarios de tarjetas de crédito y evitar que tengan que abonar abultadas multas cuando se retrasan en el pago de su cuota mensual.

Las nuevas normas responden a la indignación del público y el Congreso ante las prácticas mercantiles de las empresas emisoras de las tarjetas.

Prohíben a las empresas emisoras imponer una multa superior a los 25 dólares por el pago atrasado o cobrar multas superiores que la cuantía asociada con la violación cometida por el cliente.

Además, elimina el cobro de la llamada tasa de inactividad cuando los clientes no usan la tarjeta para realizar nuevas adquisiciones, y prohíben múltiples multas en un solo pago atrasado.

Las normas entrarán en vigencia el 22 de agosto.

Finalmente los consumidores quedarán protegidos de los peores abusos cometidos por las empresas concesionarias de las tarjetas , dijo la legisladora demócrata Carolyn Maloney.

Además, las nuevas normas requieren a las empresas concesionarias que reconsideren las tasas de interés impuestas a los clientes desde comienzos del año pasado.

Algunos bancos elevaron las tasas antes de que entrara en vigencia la primera fase de las reformas a principios de año, diseñadas para proteger a los consumidores de las súbitos incrementos de las tasas de interés.

El Congreso ordenó a la Fed que adoptara nuevas medidas de protección en el uso de las tarjetas de crédito y la legislación fue firmada el año pasado por el presidente Barack Obama.

Las nuevas normas requieren que las multas por los pagos atrasados y otras violaciones sean impuestas de manera equitativa y generalmente menos costosa para los consumidores , dijo la gobernadora de la Reserva Federal, Elizabeth Duke.

Los bancos emisores de tarjetas deben revaluar los recientes aumentos de las tasas de interés y, de ser apropiado, reducirlas , agregó Duke.

Estados Unidos se mantiene sin riesgos

La economía de Estados Unidos no caerá de nuevo en recesión y hay riesgos inflacionarios en el mediano plazo, declaró por su parte el presidente del Banco de la Reserva Federal de Saint Louis, James Bullard.

El funcionario habló durante un panel de discusión tras un discurso en el que afirmó que una sólida recuperación global estaba en marcha y liderada por Asia.

Bullard tiene derecho a voto en el 2010 en el Comité Federal de Mercado Abierto, que fija las tasas de interés del banco central estadounidense.