La cuenta financiera de México captó 35,873 millones de dólares en el 2016, un saldo que permitiría fondear la totalidad del déficit de la cuenta corriente anual, que fue de 27,858 millones de dólares, según reportó el Banco de México (Banxico) en su reporte de la Balanza de Pagos del 2016.

De acuerdo con el documento, 76.7% del saldo de la cuenta financiera fue aportado por la Inversión Extranjera Directa.

La inversión productiva captada el año pasado por 27,526 millones de dólares habría podido solventar 99.7% del déficit de la cuenta corriente, lo que en un contexto de menos incertidumbre habría evidenciado una estabilización de las cuentas externas, concuerdan analistas de Goldman Sachs y Grupo Financiero Banorte.

Además, el Banxico reporta la entrada de 30,709 millones de dólares de inversión de cartera y una desinversión de 22,362 millones de dólares, ésta última dirigida por transferencias de mexicanos al exterior.

Alberto Ramos, economista para América Latina de Goldman Sachs, matizó que la cuenta financiera se encuentra significativamente más expuesta a un choque de confianza por la relación política que podría surgir entre México y Estados Unidos .

Con él concuerdan analistas de Grupo Financiero Banorte (GFB), dirigidos por Delia Paredes, quienes estiman que esta cuenta seguirá resintiendo hacia delante los mayores niveles de incertidumbre derivada de factores geopolíticos, así como la reacción contra las posibles nuevas políticas comerciales de la nueva administración de Estados Unidos .

Mesura el déficit

De acuerdo con la información del Banxico, el país registró en el 2016, un déficit de la cuenta corriente equivalente a 2.7 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) que resultó inferior al registrado en el año previo.

En el 2015, dicho déficit fue de 33,347 millones de dólares y representó 2.9% del PIB.

Este saldo de la cuenta corriente es explicado por los déficits en la balanza de bienes y servicios por 20,911 millones de dólares; y en la de renta por 33,598 millones de dólares, resultado de ingresos por 6,798 millones de dólares y de egresos por 40,396 millones de dólares.

Según la encuesta mensual que realiza el Banco de México, aplicada a especialistas del sector privado, las expectativas de déficit de la cuenta corriente para este año se encuentran en 30,555 millones de dólares. De acertar con el pronóstico, se ampliaría el registro de este año.

Reservas y remesas

Resultado de la combinación del déficit de la cuenta corriente, el superávit de la cuenta financiera y el flujo negativo del renglón de errores y omisiones por 8,150 millones de dólares y un cambio positivo en la valoración de la reserva internacional por 564 millones de dólares, la reserva internacional bruta del Banxico se incrementó en 428 millones de dólares. Esta cuenta incluye los pasivos de corto plazo del Banxico.

Mientras, la balanza de transferencias exhibió un superávit de 26,650 millones de dólares en el 2016, que resultó de ingresos por 27,380 millones de dólares y de egresos por 730 millones de dólares.

Al interior, los ingresos por remesas sumaron 26,970 millones de dólares, que significó un incremento anual de 8.8%, mientras que los egresos por éstas alcanzaron 654 millones de dólares, es decir, una contracción anual de 19.3 por ciento.

[email protected]