La economía mexicana mantendrá un crecimiento promedio de 2.6% los próximos 13 años, limitado por la corrupción y la calidad regulatoria, consigna la consultoría PwC.

Basándose en un modelo de crecimiento global de largo plazo, especialistas de la firma estiman que después del 2030 y hasta el 2040, el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano crecerá a una tasa media de 3.4 por ciento.

Al interior del reporte El mundo en el año 2050 consideran que pese a esta tasa de crecimiento, México incrementará su aportación al PIB mundial, gracias al mejor aprovechamiento de la llegada de más Inversión Extranjera Directa; al mayor nivel educativo y de entrenamiento de sus trabajadores, así como el manejo de alta tecnología.

Este mejor desempeño, en el contexto de una actividad menos dinámica de economías avanzadas como el Reino Unido, Alemania, Francia y Japón, favorecerá que México escale en el mapa económico mundial, como la séptima economía del planeta, en el 2050.

Para ese momento, el 2050, los autores del reporte proyectan que la economía mexicana mantendrá un crecimiento anual promedio de 3 por ciento.

Al iniciar el año, PwC presentó su Encuesta anual de CEOs, donde México quedó entre los ocho mercados más atractivos para invertir por el potencial de crecimiento que ofrece.

Ahí, los más altos directivos de empresas de 79 países, enfatizaron que México es junto con Brasil e India, uno de los tres únicos destinos emergentes que son considerados como los más importantes para ampliar el mercado por sus perspectivas para 12 meses .

Corruptelas acotan PIB por décadas

PwC consigna que México continuará enfrentando importantes riesgos domésticos en el trayecto de escalar al top 10 de las economías mundiales, como la corrupción y el limitado respeto a la ley que le ha caracterizado.

En los últimos 10 años, el promedio de las economías E7 las que avanzarán como las líderes del planeta ha deteriorado en corrupción y calidad regulatoria, dirigidas principalmente por Brasil y México que han experimentado una rápida caída por los escándalos en años recientes , se lee en el documento.

La corrupción, enfatizan, explica las bajas tasas de crecimiento económico de la última década en México .

Pero los autores de PwC confían que las autoridades y legisladores se esforzarán por mejorar su desempeño tomando en cuenta estos hallazgos.

Las economías emergentes del E7, son de acuerdo con PwC, México, China, India, Brasil, Indonesia , Rusia y Turquía.

Banco Mundial lo considera

Desde enero, el Banco Mundial explicó en su World Development Report 2017, dedicado este año a la gobernabilidad y el cumplimiento de la ley, que los costos de transacciones, los trámites, clientelismos y monopolios, suelen ser también generadores de iniquidades, semilleros de descontento, alimento de la violencia y origen de la reducción en las tasas de crecimiento .

Así como que el deterioro institucional, asociado al crimen, la violencia y los problemas de corrupción limitan la capacidad de crecer de las economías en desarrollo, como en México.

EU, segunda economía

En el Mundo 2050 , PwC prevé que México ira escalando en su contribución al PIB mundial desde la posición 11, en la que se ubica actualmente, a la nueve que alcanzará en el 2030; con ello sobrepasará al Reino Unido, Alemania, Japón y Francia.

De acuerdo con este análisis proyectivo, el nuevo mapa económico mundial, es liderado desde el 2016 por China, que se mantendrá inamovible como la primera economía del planeta en las próximas cuatro décadas.

El estudio evidencia que Estados Unidos ha perdido el liderazgo económico mundial y es ya la segunda economía del globo desde el 2016, una posición que seguirá perdiendo, de manera que para el 2030, se reubicará como la tercera del mundo, donde se mantendrá aún en el 2050.

Comercio, clave

En el reporte de PwC, donde anticipan que el rebalanceo económico mundial duplicará el PIB del globo para el 2050, dedican un capítulo al estancamiento del comercio mundial que se ha presentado desde el 2009.

En el 2016, el comercio mundial creció 2%, su más bajo nivel desde la crisis financiera del 2008 al 2009. Por décadas, la expansión comercial superó dos veces la tasa de crecimiento económico mundial. Pero desde la crisis financiera, el crecimiento del comercio se ha reducido marginalmente .

Destacan que para las economías emergentes, la globalización es determinante para su desarrollo, pues abren oportunidades al nuevo talento, pueden aprovechar las nuevas tecnologías e incrementar la productividad y el crecimiento potencial. Además de favorecer a los negocios de nuevas oportunidades y ampliar el mercado de consumo.

Este tipo de investigaciones proyectivas, es desarrollado por PwC desde el 2006. Pero los bancos de inversión, particularmente Goldman Sachs, fueron pioneros en el 2000 argumentando la potencialidad de invertir en fondos de mercados emergentes dinámicos, como los BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

PwC desarrolla estrategias y planes de inversión productiva para inversionistas globales.

ymorales@eleconomista.com.mx