La reforma a la Ley del Banco de México contempla costos y representa riesgos “demasiado elevados” para la economía mexicana, los cuales se exacerban ante la reciente caída en el PIB de casi 8.5% por los estragos causados por la pandemia de Covid-19, afirmó la International Chamber of Commerce México (ICC, Cámara de Comercio Internacional).

Al arrancar el periodo ordinario en el Congreso, el sector empresarial hizo un llamado a los diputados y participantes en el Parlamento Abierto, así como a las comisiones de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados para que consideren que, en los términos en que está planteada, “la Reforma Banxico adolece de serias deficiencias que tendrían efectos secundarios superiores que por mucho sobrepasan los pretendidos beneficios que promueve”.

La Cámara de Comercio Internacional calificó como “falso” que el objetivo de la reforma sea el apoyo a los migrantes, “ya que del total de remesas que envían nuestros paisanos del extranjero a sus familias en México, únicamente 0.7% son en efectivo, en tanto las del turismo representan sólo 0.3 por ciento”.

Abundó que este mínimo porcentaje de la totalidad de remesas “no justifica el riesgo de vulnerar la autonomía y reputación del banco central, así como la estabilidad del resto del sistema financiero del país”.

A través de un mensaje, la ICC sostuvo que el pretendido beneficio estimado en la exposición de motivos de la reforma a la ley de Banxico puede ser atendido dentro del sistema bancario, implementando mecanismos con controles que mitiguen riesgos de lavado de dinero, que permitan a los bancos recibir dólares en efectivo (menos de 1% de las divisas que ingresan a nuestro país) o cualquier tipo de moneda extranjera, sin perjudicar la autonomía, operación y reputación del Banco de México,

Además de dañar nuestro sistema monetario, lamentó que se desfavorezcan las transacciones de comercio internacional, y tenga afectaciones a los avances en materia de anticorrupción y lavado de dinero, así como interrumpir la deseada transición a la economía digital.

Los empresarios advirtieron que la reforma obligaría a Banxico a comprar dólares que no puedan ser repatriados, para ser incorporados a las reservas internacionales, lo cual aumentaría significativamente el riesgo de incurrir en sanciones internacionales.

También, señaló, que se vulneraría la relación que mantiene Banxico con la Reserva Federal (Fed) y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, al poner en riesgo los distintos acuerdos celebrados con autoridades monetarias y financieras internacionales en los que participa Banxico, así como las relaciones del Estado mexicano con otros estados, particularmente, con los Estados Unidos.

El hecho de obligar o dar instrucciones para comprar y realizar operaciones en efectivo vulneraría la autonomía de Banxico de forma permanente, y “nos pondría en un riesgo muy alto ante instituciones financieras internacionales, no solamente a Banxico, sino a la totalidad del sistema financiero nacional, cuya consolidación ha llevado décadas construir”, sentenció la ICC.

rrg