El Banco Central Europeo (BCE) está listo para hacer subir la inflación en la zona euro lo más rápido posible , declaró Mario Draghi, presidente de la institución.

Si decidimos que la trayectoria actual de nuestra política no es suficiente para alcanzar el objetivo (de un aumento de precios levemente inferior a 2%), haremos lo que tengamos que hacer para reactivar la inflación lo más rápido posible , declaró Draghi en Frankfurt, sede del BCE.

El BCE había anunciado a fines de octubre que reexaminaría la eficacia de sus medidas en la próxima reunión de política monetaria, prevista a principios de diciembre.

Muchos observadores esperan que la institución monetaria fortalezca su apoyo a la economía, casi estancada y con un índice de inflación cercano a cero, un factor que desincentiva la inversión y el consumo.

En octubre, los precios aumentaron apenas 0.1%, muy lejos del objetivo del BCE de una inflación cercana pero inferior a 2%, que corresponde, según la institución, a la estabilidad de precios.

Si concluimos que la balanza de riesgos para nuestro objetivo de estabilidad de precios se inclina hacia abajo, actuaremos utilizando todos los instrumentos disponibles en el marco de nuestro mandato , destacó Draghi.

Durante la evaluación de los riesgos para la estabilidad de precios no pasaremos por alto que la inflación es débil desde hace ya cierto tiempo , agregó. Enfrentamos una situación en la que no podemos decir con seguridad que el proceso de reparación económica en la zona euro está terminado , detalló.

Si la economía no vuelve a crecer de forma duradera, será necesario más estímulo monetario, que el BCE no dudará en aportar , afirmó Draghi, que añadió que el BCE dispone de las herramientas necesarias, que se trata de calibrar.

Entre la baja de las tasas de interés o los préstamos gigantes baratos destinados a los bancos, el BCE multiplicó en los últimos meses los gestos de estímulo de la economía.

Consideramos que el programa de compra de activos es un instrumento potente y flexible en la medida en que puede ajustarse en tamaño, composición y duración para lograr una política monetaria más expansiva. El nivel de las tasas de depósito puede también reforzar los efectos del programa de compras de activos , indicó.