Las mejores condiciones que presenta México para avanzar en la actividad económica este año, como son el impulso de Estados Unidos y la mayor estabilidad en la pandemia, no alcanzan para compensar la caída profunda del PIB de 8.5% que se completó en el 2020, advirtió el jefe de Investigación para América Latina en Barclays, Marco Oviedo.

Al participar en el podcast de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), estimó que Brasil, Chile y hasta Perú recobrarán el desempeño del PIB anterior a la pandemia mucho antes que México.

De acuerdo con el estratega, aún con los riesgos al alza que tiene su pronóstico del PIB para México este año, que se encuentran en 5%, no se logrará revertir la contracción del 2020.

“La velocidad de la recuperación será mayor con la expectativa del impulso externo que otorgará Estados Unidos a partir de los programas de infraestructura y mayor gasto que definitivamente van a beneficiar a México”, comentó.

Pero como la economía cayó 8.5%, un crecimiento de 5% en el efecto calendario implica que no se rebasará el nivel pre pandemia este año, acotó.

Barclays estima que Brasil registrará un PIB de 4.3% en el 2021, que permitirá revertir este mismo año la caída de 2020 que fue de  4.1 por ciento. Para  Chile ve una expansión  de 7.5% este año contra una caída de 5.8% del 2020; mientras ve a Perú con una recuperación de 8.8% en el 2021 tras una contracción de 11.1% en el 2020.

Inflación, la guía

El estratega comentó sobre la decisión monetaria del Banco de México que por segunda ocasión consecutiva dejó sin cambios a la tasa en 4 por ciento.

Advirtió que el lenguaje del comunicado de Banxico muestra un ajuste de riesgos al alza en la inflación y un balance de riesgos más equilibrado que ha mejorado en el margen respecto de lo esperado en meses anteriores.

“Nosotros (en Barclays) creemos, según lo dicho por algunos miembros de la Junta de Gobierno, que seguirán buscando la ventana de oportunidad para recortar, pero que se ve más complicado debido a lo que sucede en Estados Unidos, sobre todo por la presión inflacionaria que se está registrando”.

Sobre el sorpresivo dato de inflación para EU, de 4.2% anual, dijo que se están generando condiciones de incertidumbre sobre cómo administrará la Fed las presiones inflacionarias.

Desde su perspectiva, el dato de inflación en Estados Unidos muestra efectos del choque de oferta y fijación de precios, así como del impacto en la demanda tras la apertura económica.

“Algunos miembros del Comité Federal del Mercado Abierto de la Fed han dicho que estas presiones serán transitorias y la expectativa es que esperarán para ver cómo se desenvuelven antes de tomar una acción en la tasa”.

Certidumbre

En su participación, consignó que los inversionistas están viendo con atención la proximidad de las elecciones en el Congreso, pues dependiendo del resultado se percibirá un ambiente con mayor certidumbre

Explicó que la posibilidad de que Morena alcance la mayoría, alimentará la volatilidad en función del efecto que tendrá en cambios constitucionales de impacto en sectores como el de energía.

En contraste, al perder la mayoría y presentarse más equilibrios en el Congreso, bajará la volatilidad al dificultarse la posibilidad de que se presenten más cambios constitucionales.

ymorales@eleconomista.com.mx