Existe un consenso entre los economistas en que la decisión del gobierno de Venezuela impulsará el alza de los precios, pone en peligro a las empresas pequeñas y dará combustible al mercado paralelo de divisas.

El presidente Nicolás Maduro anunció este domingo un incremento de 60% en el salario mínimo y de 25% en el bono de alimentación, con lo que el salario integral se ubica en 200,021.04 bolívares (20 dólares), medida que se adopta en un contexto de baja producción y alta inflación.

El ministro de Economía (Ramón Lobo) arrugó la cara, porque tiene que ver de dónde saca la plata , dijo Maduro luego de exponer por décima cuarta vez las cifras de un aumento salarial. Los economistas no son parte del gabinete, pero a través de las redes sociales explicaron cómo estiman que el gobierno financiará esta nueva alza.

Gustavo Rojas Matute, de la firma Polinomics, señaló que el dinero provendrá de un financiamiento del Banco Central de Venezuela (BCV) que producirá más cantidad de dinero, más inflación, más aumento del (dólar) paralelo . Una fórmula que resume la manera en que maneja las finanzas el gobierno y que apoya Jesús Cacique, director de Capital Market Finance: la máquina de emisión de dinero inorgánico a todo vapor. El incremento salarial impactará en el diezmado poder adquisitivo .

La firma Ecoanalítica hizo un análisis breve a través de una serie de tuits. El anuncio se enmarca en medio de una prolongada recesión (3 años) y crisis política-institucional, además de una inflación crónica. Para el sector privado tendrá un impacto directo en costos en un entorno de caída del consumo y bajas en volúmenes de ventas. Dentro de las empresas privadas, las más vulnerables son las pequeñas y medianas empresas, donde los costos laborales son significativos .

Complementan con la afirmación de que en este contexto la crisis social se agrava potenciando la crisis política-institucional existente .

Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, apuntó que la mejor política salarial en la Venezuela actual es el diseño de una política económica que reduzca la inflación en forma rápida .

Por su parte, Henkel García, de Econométrica, señaló que el porcentaje de aumento decretado por el gobierno, está por debajo de la inflación acumulada que estima esa firma entre enero y marzo (75%).

El diputado José Guerra, presidente de la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, coincide en que el nuevo monto es insuficiente y afirma que no hay ningún aumento salarial. Porque el 60% otorgado está por debajo de inflación de 65% hasta marzo , esto de acuerdo con los cálculos del Parlamento.

Hay una absoluta desprotección al trabajador: apenas 33% de su remuneración es salario y 77% bonos sin impacto en bienestar , agregó el diputado.

Esta nota fue publicada originalmente en El Estímulo de Venezuela.