A tres años de la entrada en vigor de la nueva Ley General de Contabilidad Gubernamental (LGCG) se tiene un avance de 25% en su implementación, cuando debería ser de 70%, coincidieron expertos de la consultoría en tecnología Capgemini México.

En conferencia de prensa, advirtieron que difícilmente se podrá cumplir con los tiempos establecidos en la ley, que marcan el 31 de diciembre de este año como fecha límite para la armonización contable en los tres órdenes de gobierno.

Al parecer no hay disposición de las autoridades para dar una prórroga, según comentó la encargada de Relaciones Gubernamentales de la firma, Dayana Morillo. De ser así, explicó, se tendría que pedir a más tardar en octubre al Consejo de Armonización Contable.

Pero existe el riesgo de que se envíe un mensaje negativo al ampliar el plazo, porque estaría impactando el costo de los préstamos con los organismos financieros internacionales, como el Banco Mundial, para apoyar ese tipo de proyectos y la calificación crediticia del país, advirtió el vicepresidente de la empresa en nuestro país, PeterKroll.

Corre el reloj contable

El ejecutivo indicó que en otros países, como en Colombia, primero se tiene que contar con una dependencia encargada exclusivamente de la tecnología de la información gubernamental y haber realizado inversiones importantes en este sector. Para el caso de México recomendó a los entes gubernamentales contratar a asesores especializados para que los ayuden a alinearse a los nuevos requerimientos.

Mientras México invierte en Tecnologías de la Información y Comunicación 4.6% del PIB, Honduras y Brasil destinan 8.6 y 5.3%, respectivamente. De ahí que en el Índice de Gobierno Electrónico hemos perdido posiciones, al pasar del lugar 36 al 56 actualmente.

Aseguraron que no existe un cumplimiento a 100% de la LGCG, sobre todo en estados y municipios, con excepciones como Guanajuato, Tamaulipas y Monterrey.