París. La eliminación de la estadounidense Serena Williams, quinta favorita de la prueba que ganó en el 2002, a manos de la francesa Virginie Razzano, fue la primera gran sorpresa de la 82 edición del Abierto de Tenis de Francia que se juega en el estadio de Roland Garros.

En un largo partido, que duró 3 horas y 3 minutos, la jugadora de Dijon derrotó a la estadounidense por parciales de 4-6, 7-6 (7/5) y 6-3 en la pista central Philippe Chatrier.

Es la primera vez que Williams, ex número uno del tenis mundial y siempre una de las favoritas al título femenino en París, cae eliminada en primera ronda de un torneo del Grand Slam, después de 46 comienzos victoriosos en este tipo de pruebas.

La ganadora, dirigiéndose al público, dijo: "Ustedes están aquí por mí y me animaron hasta el final (...) Lo doy todo en la cancha, incluso aún con calambres, y sin sentirme bien. Siempre lucho, a veces no he tenido buenos momentos (haciendo referencia a la muerte de su marido y ex entrenador el año pasado), pero continúo creyendo".

Williams se lamentó: " A partir del tie-break (que dominaba 5-1) comencé a cometer muchos errores. No he jugado tan bien como en los entrenamientos (...) No tengo ninguna excusa".