Incluso portando el jersey de James Harden de su época con los Rockets, la idea es encajar con el rojo y negro del estadio Jalisco. Así es como la afición se presentó a apoyar a los Zorros del Atlas, llenando el 35% de la capacidad permitida (15,222 espectadores) en el recinto y distanciada por bancas clausuradas en esta, la era de la pandemia.

Al campo saltaron el conjunto del Atlas y el club Puebla, estos últimos sin Santigo Ormeño, su figura, en el once inicial. A excepción de Diego de Buen, la formación y sus jugadores iniciales fueron una réplica de cómo inició en su duelo contra Santos en la última jornada, la cual le permitió afianzar el tercer lugar de la clasificación general.

A pesar de jugarse una primera mitad equilibrada en posesión de balón, Atlas ejerció un claro dominio durante el primer cuarto del juego, en el que generó dos oportunidades claras de gol, producto de un tiro libre cobrado por Renato Ibarra y por un contragolpe liderado por Aldo Rocha y que Jairo Torres no pudo definir.

Transcurrida media hora del partido, Puebla equilibró la balanza del partido, impidiendo a Atlas generar más oportunidades y apareció Juan Pablo Segovia para generar la primera de peligro de la franja al rematar de cabeza muy cerca de la portería, sin embargo, el balón encontró el poste.

Tras la primera mitad Atlas finalizó con ocho remates, mientras que Puebla tuvo dos, uno de ellos, el más peligroso, se encontró con el poste.

En los primeros 45 minutos, que culminaron con empate a cero, ambos equipos tuvieron bajas importantes originadas por molestias musculares, los extremos Cristian Tabó, del Puebla, y Renato Ibarra, del Atlas. Ambos se desplomaron en el terreno de juego, Tabó a los 28 minutos e Ibarra a los 35, y fue necesario que una camilla ingresara por ellos. Santigo Ormeño suplió a Tabó y Brayan Trejo a Ibarra.

La segunda mitad decidió el encuentro, pues al minuto 59 Atlas se hizo presente en el marcador. Jairo Torres aprovechó un error del Puebla en el área chica en un momento en el que la ‘Franja’ nunca logró control del balón. El esférico encontró sólo cabezas antes de botar en el suelo y ser rematado por Torres.

Puebla no mostró señales del equipo peligroso que fue en la fase regular, en la que se convirtió en la segunda mejor ofensiva del torneo con 25 goles a favor. De acuerdo a las estadísticas, Puebla generó cuatro remates por 14 de los ‘Zorros’.

Con este resultado, Atlas le cortó a La Franja una racha de seis partidos sin derrota, mientras que los rojinegros sumaron tres triunfos al hilo.

Esta llave se cerrará el sábado en el estadio Cuauhtémoc. Si Atlas marca gol en el partido de vuelta, obligaría a Puebla a meter tres tantos; si Puebla anota dos tantos o empata, avanzaría la ‘Franja’ por posición en la tabla general.