Eusebio, el sensacional delantero portugués que superó la pobreza de su niñez en África para convertirse en uno de los grandes futbolistas de la historia, falleció. Tenía 71 años. Eusebio da Silva Ferreira nació en Mozambique cuando ese país todavía era una colonia portuguesa. Luego fue conocido como Pantera Negra por su agilidad, velocidad y potencia durante su época de oro en la década de 1960 con Benfica y la Selección Portuguesa.

La mayor de sus gestas fue conducir a Portugal al tercer lugar en el Mundial de 1966. Recibió el Balón de Oro en 1965 y en dos ocasiones (1968 y 1973) ganó la Bota de Oro al máximo goleador europeo. Según la FIFA, marcó 679 goles en 678 partidos oficiales.

Eusebio murió en su casa de un problema cardiaco, dijo su biógrafo José Malheiro. Su salud estaba muy mal , declaró. El futbolista ingresó al hospital varias veces en el 2013 para ser atendido de problemas respiratorios y del corazón.

Cristiano Ronaldo, capitán de la Selección Portuguesa, comentó en su página de Facebook: Eusebio siempre eterno, descansa en paz , mientras que el ex capitán portugués, Luis Figo, Jugador del Año de la FIFA en el 2001, tuiteó: El rey!! Gran pérdida para todos nosotros! El más grande!!

En este triste día de la muerte (de Eusebio)... prefiero verlo como inmortal , declaró José Mourinho, entrenador portugués de Chelsea.

El gobierno portugués decretó tres días de luto nacional y dispuso que las banderas ondeen a media asta. La Federación Portuguesa de Futbol ordenó que se guarde un minuto de silencio antes de los partidos en la Copa de Portugal.

En un mensaje por cadena nacional de televisión, el presidente portugués, Aníbal Cavaco Silva, dijo: Su talento le dio alegría a generaciones, inclusive para quienes no estaban vivos en los momentos más gloriosos de su carrera .

Sus goles más famosos fueron los cuatro que anotó en contra de Corea del Norte en los cuartos de final del Mundial de 1966. Con su equipo abajo 3-0, se encargó de remontar el marcador con cuatro dianas ganar por 5-3.

En una épica final de la Copa de Europa ante Real Madrid en 1962, cuando una tripleta de Ferenc Puskas parecía darle el título al equipo español, Eusebio anotó los últimos dos goles con los que Benfica completó la remontada en la victoria 5-3 que le permitió repetir como campeón continental.

Eusebio nació en Maputo, capital de Mozambique, durante la Segunda Guerra Mundial. Se crió en la pobreza extrema, pero su talento llamó la atención de Benfica, que lo fichó a los 18 años.

Su popularidad en Portugal era tal que en 1964, cuando clubes italianos ofrecieron por su ficha cifras impensadas para la época, el entonces dictador del país, Antonio Salazar, decretó al delantero tesoro nacional , por lo que no podía ser vendido al extranjero.

Portugal perdió en semifinales 2-1 en contra de Inglaterra, un juego en el que Eusebio anotó el único gol de su Selección con un penal a los 82 minutos. Pantera Negra salió llorando de la cancha, imagen que acrecentó el cariño que le tenía el pueblo portugués. Eusebio anotó 41 goles en 64 partidos con la Selección.

Un grupo de 100 expertos reunidos por la FIFA eligió en 1998 a Eusebio como uno de los 10 mejores futbolistas de la historia.

Con Benfica ganó 11 títulos de la Liga Portuguesa, cinco Copas de Portugal y es el mejor futbolista que ha pasado por Águilas.

Eusebio jugó su último partido con Benfica en 1975. Luego pasó por Monterrey de México y equipos de Boston, Toronto y Las Vegas, hasta que colgó los botines en 1978.