Andy Murray terminó la espera de 77 años para que un británico conquistara el título de Wimbledon y ahora está a punto de poner fin a una sequía aun mayor en la final de la Copa Davis. La serie al mejor de cinco partidos entre Gran Bretaña y Bélgica inicia con el duelo entre David Goffin y el debutante Kyle Edmund, seguido del choque entre Murray y Ruben Bemelmans, quien fue elegido por delante del mejor sembrado Steve Darcis.

La última vez que Gran Bretaña conquistó la Davis fue en 1936, cuando Fred Perry ganó el punto decisivo ante Jack Crawford para doblar 3-2 a Australia. Coincidentemente, Perry se coronó en Wimbledon ese año y ningún británico volvió hacerlo hasta que Murray lo logró en el 2013.

Los capitanes pueden cambiar a los jugadores que eligieron y el belga Johan van Herck aseguró que podría aprovechar esa opción. Será un fin de semana largo , declaró Van Herck. Creo que tomamos la mejor decisión y ya veremos quién jugará sábado y domingo , expuso.

Murray dijo que no le preocupa la posibilidad de jugar tres partidos en igual número de días. Estoy feliz de tener tanta presión sobre mis hombros como sea necesario , afirmó tras el sorteo, donde fue programado para disputar el punto de dobles el sábado. Hay nervios. En realidad es una cosa positiva. Cuando no estoy nervioso me preocupo un poco. Es una gran oportunidad para todos nosotros. Nos preparamos lo mejor que pudimos , agregó.

Edmund, de 20 años, obtuvo el visto bueno, luego de convencer al capitán Leon Smith en las prácticas. Smith también retuvo a James Ward para los encuentros sencillos por si la serie se decide el domingo. Según el sorteo, Goffin enfrentaría a Murray y Bemelmans a Edmund ese día, pero eso podría cambiar.

Gran Bretaña es la única nación que ha competido en todas las ediciones de la Copa Davis desde 1900 y busca su décimo título. Estados Unidos es el máximo ganador con 32, mientras Australia tiene 28.

Ésta es la aparición 18 de los británicos en la final. Sólo Estados Unidos (61) y Australia (47) han jugado más veces la serie por el título. Los belgas optan por su primer cetro en su primera final en 111 años, cuando perdieron 5-0 ante Gran Bretaña en Wimbledon. Si Bélgica se impone, será la decimoquinta nación en levantar la ensaladera de plata.