Una vez que eres olímpico, lo eres para siempre.

Me gustaría abrazarte con la siguiente carta, con mi experiencia, querido atleta mexicano.

Primero que nada vivir unos Juegos Olímpicos es una competencia diferente a las que han vivido. Esta representa la parte del olimpismo y deben estar enfocados, concentrados y disfrutar ese momento.

Lo más importante es tener la mente tranquila ¿Cómo lograrlo? Piensen que ustedes ya construyeron el resultado y solamente van a ir ese día a obtener lo que han trabajado en la parte mental, física, estratégica. El día de la competencia van a que les cuelguen la medalla.

Claro que, al levantarse hay mucha ansiedad, sentimientos, miedos, nervios que no los habían vivido. Les aconsejo no aislarse, la mente piensa muchas cosas y estar un día o noche antes de la competencia solos en la habitación puede llevarlos a sentirse ansiosos. Lo mejor, es caminar un poco, cuidando las piernas para no cansarse. Todo está hecho.

La experiencia de los Olímpicos puede llenarse de tranquilidad cuando ese día no piensas en competencia, ni al día siguiente. Es necesario que estés atento a los detalles, sobre todo los que pueden perjudicar en la competencia, por ejemplo, el descanso, la comida, todo cuenta. La noche previa sé que no se podrá dormir pero intenta que tu cuerpo descanse.

Estaré al pendiente de cada detalle de tu competencia, porque amo los Juegos Olímpicos y no hay para mí diferencia de horarios. Guardaré en mi memoria tu participación, porque el recuerdo es invaluable. Cuando ahora veo mis videos de los primeros Juegos en los que competí en Beijing, cuando canté el himno nacional en lo más alto del podio. Eso era mi motivación para regresar de nuevo.

Sé que cada atleta lo vive diferente, sé también que muchos terminan enojados con ellos mismos, pero hagan la experiencia inolvidable, que la participación la recuerden como un momento de gloria, en el que espero verlos triunfar.

¿Cuál es la receta ganadora en unos Juegos Olímpicos?

El enfoque.

En cada detalle al momento de la competencia tienes que estar en tu punto, zona, que nada te distraiga. Atento a tu sueño, objetivo.

El trabajo.

Confía en lo que hiciste previo a los Olímpicos, eres el que mejor se preparó para los Juegos.

Disfruta cada detalle.

Aunque estés muy nervioso, vive todas las emociones.

Visualízate en el podio.

No te quedes con nada, eres el más grande.

Ve por el sueño.

Por ti, por tu familia y por México. Consciente de que muchos niños te verán y para ellos eres un héroe.

Que nadie te quite lo que es tuyo, esto lo pensé muchas veces en el Tatami de Taekwondo. ¿A qué me refiero? Trabajaste muy fuerte para una medalla de oro y si vas por el bronce, vas con todo por eso.

Recuerda siempre: esto es mío, nadie me va a quitar el sueño y lo que tanto trabajé.

María del Rosario Espinoza

Origen: La Brecha, Sinaloa 

  • Licenciada en Administración, graduada en la UVM 

Olímpicos:

  • Oro en Beijing 2008 en la modalidad de +67 kg.
  • La segunda mujer mexicana en conquistar una medalla de oro en Juegos Olímpicos, después de la halterista Soraya Jiménez en Sídney 2000.
  • Bronce en Londres 2012 en la categoría +67 kg.
  • Plata en Río 2016, con lo que se convirtió en la primera mexicana en ganar medalla en tres ediciones de los Juegos.
  • Es la segunda deportista mexicana, después de Ernesto Canto, que gana todas las competencias del denominado ciclo olímpico.
  • Tres medallas en el Campeonato Mundial de Taekwondo (entre 2007 y 2019).
  • Cinco medallas en el Campeonato Panamericano de Taekwondo (entre 2010 y 2021).
  • Dos medallas en Juegos Panamericanos en el 2007 y 2015.
  • 2 medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en el 2010 y 2014.