La crisis provocada por la pandemia del nuevo coronavirus podría acarrear profundos cambios en el mundo del fútbol, advirtió el presidente de la FIFA, el italiano Gianni Infantino en una entrevista publicada este lunes por el diario deportivo italiano La Gazzetta Dello Sport.

"Necesitamos una evaluación del impacto económico global" provocada por la pandemia del coronavirus, señaló el patrón de la FIFA. "Estimemos los daños, miremos cómo podemos cubrirlo, hagamos sacrificios y volvamos a arrancar", añadió Infantino .

"No sabemos cuando se volverá a la normalidad", añade el dirigente suizo, de 50 años, que ve en la crisis una oportunidad.

"Podemos quizás aprovechar para reformar el fútbol dando un paso atrás. Con formatos diferentes. Torneos más reducidos, quizá con menos equipos, pero con más equilibrio. Menos partidos para proteger la salud de los futbolistas", aseguró Infantino.

Infantino reveló que la FIFA está trabajando en derogaciones para los futbolistas cuyos contratos expiran el próximo 30 de junio. "Pensamos en modificaciones y derogaciones temporales al reglamento sobre el estatuto de los jugadores y los traspasos para proteger los contratos", expusó.

En ese contexto, los dirigentes de la FIFA se reunieron el miércoles en teleconferencia para diseñar un plan de reformas que dé aire al deporte para salir de esta crisis en la mejor forma posible. La medida estrella del plan -que se espera que entre en vigor esta semana- es la petición de que los futbolistas se rebajen el sueldo. Según el diario deportivo Marca, no sería un recorte lineal, pues afectaría más a las retribuciones más elevadas.

Además, los clubes no podrán rescindir contratos en la plantilla del primer equipo, al tiempo que se plantea crear un fondo que garantice la superviviencia de la actual estructura del fútbol con colaboración de confederaciones, federaciones, jugadores, televisiones o incluso patrocinadores.

La reunión de la FIFA, pilotada por Gianni Infantino, coincidió con la junta de la directiva del FCBarcelona, dispuesto a aprobar el primer expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de LaLiga Santander, que salpicará a los jugadores del primer equipo.

En concreto, el club blaugrana plantea una rebaja de los sueldos del 70% para la plantilla deportiva de todo el club (futbolistas y deportistas de otras disciplinas) mientras dure la crisis sanitaria.

Los salarios deportivos suponen el grueso de los gastos de la entidad presidida por Josep Maria Bartomeu, que este ejercicio preveía destinar 507 millones de euros a este capítulo.

erp