Después de una primera semana intensa, Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada, hizo una pausa ayer para reanudar los juegos el lunes, cuando los 32 hombres y mujeres restantes saldrán a la cancha.

La cuarta rueda del lunes incluye el partido entre la campeona Serena Williams y Maria Sharapova en una reedición de la final del 2004 que ganó la rusa, y el vigesimoquinto encuentro entre las belgas de oro Kim Clijsters y Justine Henin.

Roger Federer sigue en carrera de su séptimo título en Wimbledon, con que igualaría el récord, y su rival será Jurgen Melzer (16). Por su parte el español Rafael Nadal enfrentará al francés Paul-Henri Mathieu.

El estadounidense Sam Querrey, a los 22 años, el más joven de los varones en carrera, enfrentará a Andy Murray y sus aspiraciones de ser el primer tenista británico varón campeón en Wimbledon desde 1936. En tanto, su compatriota Andy Roddick se verá con el taiwanés Lu Yen-Hsun.

En una jornada tranquila para la mayoría de participantes, se dará el duelo entre el serbio Novak Djokovic y el australiano Lleyton Hewitt.

Para Djokovic, la amenaza es evidente, puesto que el australiano se halla en buena forma en Londres, después de haber ganado a Federer en el torneo de Halle (Alemania), una semana antes de Wimbledon.

Su victoria cortó una racha de 15 derrotas ante el suizo y confirmó su candidatura, a sus casi 30 años, para luchar por un título que se llevó hace ocho años.

Pese a que ambos se han visto en pocas ocasiones en el circuito profesional, Djokovic aventaja en sus duelos con tres victorias, una en Londres en el 2007, que logró el serbio después de cuatro horas de encuentro; mientras que Hewitt solamente consiguió un triunfo.

En el cuadro femenino, los choques serán más interesantes entre las belgas Kim Clisjters y Justin Henin, y la estadounidense Serena Williams y la rusa Maria Sharapova.

Las dos primeras ya se enfrentaron en Brisbane y Miami tras el regreso a la competición de Henin, con dos victorias de Clijsters.

Por su parte, Williams y Sharapova llevan tiempo sin enfrentarse, debido a diversas circunstancias.

La rusa tuvo un parón de nueve meses, entre el 2008 y el 2009, a causa de una operación en el hombro.

Serena, la número uno mundial y vigente campeona de Wimbledon, ha vencido a Sharapova en los enfrentamientos disputados en los últimos seis años.

Hay que remontarse a la final del Masters en el 2004, unos meses después de la famosa final del Wimbledon donde la rusa destacó a los 17 años, derrotando a la estadounidense.

Desde entonces, no se han enfrentado en pasto.