Monterrey, NL. La Comisión de Justicia y Seguridad Pública del Congreso local aprobó por unanimidad una modificación al Código Penal para el Estado de Nuevo León, donde se considera como delito la violencia en espectáculos deportivos, incluyendo el traslado hacia el recinto.

El diputado del PRI Álvaro Ibarra Hinojosa, quien preside dicha comisión, informó que se modifica un inciso del artículo 331 bis, para incluir que “comete el delito de violencia en los espectáculos deportivos el espectador o cualquier otra persona que se encuentre en el interior del estadio, en sus inmediaciones o incluso durante el traslado hacia el recinto y que incite a la violencia”.

El legislador dijo que podría incluirse en este delito los hechos ocurridos el pasado 23 de septiembre, en la Avenida Aztlán, donde se enfrentaron los  barristas de los Rayados y Tigres, dejando gravemente herido a un aficionado de los felinos.

En el Código Penal se establece que se castigará con un año seis meses a cuatro años seis meses de prisión y de 20 a 90 días de multa a quien incurra en este ilícito.

Prevenir y erradicar violencia

El gobierno estatal acordó con las directivas de los clubes Monterrey y Tigres y la Liga MX algunas medidas para prevenir y erradicar cualquier tipo de violencia. La reunión se realizó el 25 de septiembre y se acordó prohibir el acceso, de manera permanente a los estadios, a los participantes de esta riña, así como evitar la violencia en redes sociales, publicidad extrema o en el estadio; prohibir las marchas y caravanas, además de la asistencia de cualquier barra visitante a los estadios de Nuevo León.

Monterrey es el único equipo representante semifinalista fuera de la Ciudad de México y el estadio de Rayados es el primero en recibir hoy la serie de partidos. Luego de eliminar al campeón Santos, se enfrentarán a Cruz Azul, la defensa más sólida del torneo.