El golf es un deporte en crecimiento y cada vez más una opción para el turismo nacional e internacional. Hoy la derrama económica de esta actividad en nuestro país, de acuerdo a la Secretaría de Turismo (Sectur), es de 25,176 millones de pesos, pero las expectativas son cinco veces más a esta cifra.

Los 168 campos de golf que se estima que hay en México, entre 15 y 20% se ha construido en los últimos 15 años, dan cuenta del crecimiento de esta disciplina en nuestro país. Si a esto se suma la llegada de torneos internacionales de la LPGA y la PGA, las giras más importantes del golf profesional en el mundo, turistear pensando en los bastones y el green empieza a ser una buena opción en nuestro país.

Este mercado hace que se abran nuevas área de oportunidad en torno del golf. Se pueden generar nuevos puntos turísticos a partir del golf en lugar de implantar campos en puntos turísticos ya establecidos con el riesgo de saturar la oferta en algunos puntos y no atender a la demanda en su lugar de origen , puntualiza el documento Comportamiento y tendencia del golf en México publicado por la Sectur en noviembre de 2010.

Pero el desarrollo no sólo se registra en el aumento de campos de golf sino en el número de jugadores registrados que, según la Federación Mexicana de Golf (FMG), es de 50,000 jugadores en nuestro país.

La oferta en México para este mercado es amplia. De los 31 estados de la República Mexicana y el Distrito Federal, el único estado que no cuenta con campos es Tlaxcala aunque ya cuenta con algunos proyectos de inversión listos para los desarrolladores.

Además de los 168 campos identificados existen tres proyectos en Zacatecas, Torreón y Veracruz mientras que en Huixquilucan hay un campo ya en construcción.

Según el documento citado, el Golf en México es una actividad turística y no deportiva, en la que 33.9% de los campos se encuentra en zonas turísticas de sol y playa, 25% en ciudades industriales o de negocios y 3.6% en zonas de descanso y diversión para turistas de Estados Unidos y Canadá .

Además se considera al golf como una actividad turística complementaria , que se ha desarrollado en destinos turísticos de placer y vacaciones o bien de negocios y tránsito (fronteras) como un atractivo más del lugar.

A decir de la Sectur, esta situación podría ser el origen de la escasa demanda, ya que los golfistas no prefieren los puntos de sol y playa sobre ciudades para realizar la práctica, por condiciones climáticas.

De acuerdo con lo publicado en el escrito, en el país hay 168 campos de golf en 119 municipios con 2,432 hoyos y que tienen un green fee, precio de entrada para jugar, promedio de 803.62 pesos.

En el documento se presentan varias evaluaciones para grupos de jugadores y de ellos el que destaca es el tradicional, tanto para jugadores nacionales como para extranjeros Es el grupo más importante para el turismo de golf, por ser el grupo más numeroso y por su práctica estable. Tiene una antigüedad de 10 años, su edad promedio es de 45 años , se lee.

Se consigna también que el gasto promedio mensual en pesos per cápita de este grupo entre nacionales es de 5,970 pesos, con 10,000 personas. Para jugadores extranjeros el gasto es de 27,070 pesos con 19,000 personas.

ALGUNOS DATOS DEL GOLF EN NUESTRO PAÍS

La antigüedad promedio de los campos en México es de 27.7 años, siendo mayor el promedio en los campos privados con 31.3 años, seguido de los campos públicos con 30 años y finalmente los semiprivados con 20 años.

En estos campos se tiene un promedio de visitantes anuales de 7,797 con una mezcla promedio de 63.8% nacionales y 36.2% extranjeros principalmente de Estados Unidos (90%) y Canadá (5%) el promedio de rondas por jugador es de dos.

En México se desarrollan torneos de la PGA, LPGA, Canadian Tour, Tour de las Américas, Gira Negra Modelo, Gira de Caddies.

No deje de leer:: Con las firmas de los grandes ::

No deje de leer:: ¿Cómo se administra un campo? ::