La política de fichajes de Cruz Azul durante los últimos dos mercados involucró una inversión de 50.8 millones de dólares con un ingreso de 18 millones por venta de jugadores, lo que causó 32.2 millones en gasto neto, además de ser el equipo en la Liga MX que más desembolsó durante ambos periodos de fichajes.

La gestión del director deportivo Ricardo Peláez se ha basado en encontrar las áreas del equipo a mejorar, sin tener limitación de presupuesto por parte de la directiva.

Sobre la política de fichajes del conjunto celeste, Peláez comentó que se debería de ratificar si los números en gastos de Cruz Azul que maneja la prensa son correctos, y que la forma en que se ha planeado la plantilla está basada en construir un proyecto que ha obtenido frutos.

“Uno lee en los medios que gastamos 80 o 90 millones, pero habrá qué ver cuál es la verdad de lo que en realidad gastamos. Con las contrataciones que hicimos se dio un giro. Ganamos una Copa y llegamos a una final. Este periodo de transferencias realizaremos dos, tres, o hasta cuatro fichajes. Lo que pasó hace un año que llegué era que teníamos la masa del pastel, por lo que nos tuvimos que poner a ordenar y organizar. Hubo que hacer muchos cambios en el equipo”, respondió a El Economista en conferencia de prensa.

“Hace seis meses, lo que hicimos fue comenzar a detallarlo y ahora sólo serán pequeños detalles. Es como si sólo nos faltara agregarle las velas. Pero donde estábamos antes y donde estamos ahora es distinto. Vamos por buen camino”, comentó Peláez, en rueda de prensa.

El exfutbolista afirmó que a su plantilla sólo le faltan los últimos detalles. Pero al mismo tiempo dio a conocer que existe posibilidad de cuatro refuerzos, de los que, al no conocer sus nombres, no se puede estimar su precio. El comportamiento del club durante el mercado invernal indicó que es capaz de invertir 11.7 millones de dólares en un jugador, como fue el caso del mexicano Orbelín Pineda.

En cuanto a las salidas y ventas de jugadores, el equipo de la Noria dio a conocer que Gerardo Flores y Jordan Silva quedan libres para negociar con otros equipos a causa de finalizar su contrato, mientras que Antonio Sánchez hasta el momento es el único jugador transferible. Involucraría una venta de al rededor 336,000 dólares, aunque el mismo Peláez dio a conocer que podrían ser más jugadores los que salgan. Aún hay muchas variables que no permiten saber con exactitud lo que sucederá.

Sobre los rumores de una posible salida del entrenador Pedro Caixinha, Peláez comentó que con el tiempo de trabajo se están acercando al objetivo de ganar la Liga MX. Desde su llegada se ha convertido en una obligación clasificar a Liguilla, por lo que el entrenador portugués continuará al mando del equipo.

“Hay una defensa importante de los jugadores hacia su trabajo, hacia su director técnico y hacia el proyecto de los directivos, entonces apostamos por la continuidad. La relación que tengo con los jugadores y el cuerpo técnico me parece que es muy profesional, muy buena, y no tiene por qué cambiar”, concluyó.