“Empezamos siguiendo una pelota en la calle y poco a poco nos encontramos con que ya éramos profesionales en Tercera División con Celaya”, contó Alberto Coyote a la periodista Jacqueline Barceló, entrevista en la que también comentó que su máxima aspiración era ser futbolista de Tercera División por las posibilidades que le brindaba la ciudad de Celaya. Pero al darse cuenta de sus cualidades decidió jugar en Salamanca, equipo que se encontraba en Segunda División.

Las cosas se fueron dando. Trabajó en la refinería de Pemex y se estableció en el equipo. Después dio el salto a primera división con León, donde fue campeón en la temporada 1991-92.

Su desarrollo con León llamó la atención de las Chivas, donde se convirtió en uno de los pilares del medio campo del equipo campeón del Verano 97, el cual era dirigido por Ricardo Ferretti. Coyote se volvió uno de los futbolistas más destacados en la época de los 90.

Pero hoy enfrenta otra cara de Guadalajara.

“Sencillamente, mi trabajo es entender nuestra realidad y en este momento es ocuparnos del tema porcentual, no estamos bien. No puedo esconder algo notable. Tenemos que ser un equipo intenso, incómodo y que no permita nada al rival”, comentó en rueda de prensa Alberto Coyote.

Ante una compleja situación en la que Chivas se encuentra a un torneo de comenzar a evitar el descenso, sumar la mayor cantidad de puntos de cara a lo que será la próxima temporada es una situación complicada con la que tendrá que lidiar Alberto Coyote, quien toma el equipo con poca experiencia en Primera División, donde su única oportunidad de dirigir también la tuvo con Guadalajara en un interinato luego de la destitución de Ignacio Ambriz en el Clausura 2002, en el que no tuvo un buen desempeño, luego de perder 1-0 contra Atlas y 3-1 con Pachuca, los dos únicos partidos en los que tuvo oportunidad de dirigir.

A pesar de tener un mal paso como entrenador interino, Alberto cuenta con una amplia trayectoria en las fuerzas básicas del conjunto rojiblanco, al haber dirigido en sub 17, sub 20, Segunda Y Tercera División del Rebaño. Cuando estuvo a cargo de la Sub 17 de Chivas, logró ser bicampeón del Apertura 2011 y Clausura 2012, en los que dirigió a jugadores que actualmente se encuentran en el primer equipo, como Raúl Gudiño, Eduardo López y Carlos Villanueva.

“Tengo una gran ventaja por conocer a todos los jugadores de Primera, Segunda y Tercera División, además de la sub 20. Internaré elegir a lo que mejor observe dentro de los entrenamientos para representar con dignidad la playera de Chivas y recuperar la identidad, aunque no creo que la hayamos perdido. Entiendo la molestia de la afición, porque yo también al llegar a mi casa veo la cara triste de mi hijo aficionado de Chivas, pero sólo nos queda trabajar”, comentó Coyote en su presentación.

Con los años tuvo oportunidad de ser auxiliar en Liga MX con San Luis, Querétaro y Chivas, durante el paso de Cardozo.

Lo que Chivas tiene que arreglar:

  • Evitar el descenso. Chivas se encuentra en el lugar 15 de la tabla porcentual, en el que con 68 puntos está a una sola unidad de ventaja de Atlas y Querétaro. El próximo torneo tendrá que evitar el descenso, lugar en el que también luchan Atlas, Querétaro, Lobos Buap, Puebla y Veracruz.
  • Orgullo por los suelos. El Rebaño tiene dos Clásicos Nacionales perdidos al hilo, en contra de América y Pumas. En esos tres partidos suman seis goles en contra y uno a favor.
  • Un dueño desaparecido. Desde agosto del 2018, cuando se anunció a Amaury Vergara, hijo de Jorge, como vicepresidente y José Luis Higuera como director general, Jorge Vergara no se ha presentado.
  • Malos manejos. José Luis Higuera, CEO de Grupo Omnilife, ha sido criticado por los aficionados por dejar ir a Matías Almeyda, quien consiguió un título de Liga, la Concachampions y dos títulos de Copa MX. Higuera decidió quitarlo del puesto porque luego de que la directiva no pagó premios a los jugadores por méritos deportivos el entrenador se puso del lado de los futbolistas.
  • Fuga de talento. Jugadores pilares del equipo como Rodolfo Pizarro, Orbelín Pineda, Ángel Saldívar, Oswaldo Alanís, José Juan Vázquez, entre otros, han salido del equipo por problemas económicos del club.
  • Jóvenes talento estancados. Uno de los principales fichajes de la actual temporada fue el delantero Alexis Vega, quien costó 7.9 millones de dólares y durante 12 partidos sólo ha logrado tres goles. Otro joven que parecía destinado a ser la figura del equipo es Javier López, quien a finales de año estaba valuado en 2.5 millones de dólares y en tan sólo cuatro meses redujo su costo a 2 millones.
  • Falta de planes. Luego del despido de José Saturnino Cardozo se nombró a Alberto Coyote como entrenador interino y así se dejó una difícil situación a un técnico con poca experiencia como titular en banquillos de la Liga MX.