Por primera vez desde 1999, los Bravos regresan a la Serie Mundial, después de derrotar a los campeones defensores en seis juegos. El equipo que veremos en el Clásico de otoño y que se llevó el banderín de la Liga Nacional tuvo un sorprendente despertar, pues en la temporada regular solo consiguieron 88 victorias y no superaron la marca de .500 hasta el 6 de agosto.

La victoria definitiva ante los Dodgers rompió una serie de 12 postemporadas consecutivas para la franquicia sin una aparición en la Serie Mundial, empatada con los Atléticos de Oakland por la racha más larga de ese tipo.

En la historia de la franquicia, en el año 1914 se les conocía como los Miracle Braves y la versión 2021 se apega al concepto, pues al comenzar la postemporada se veía lejana la posibilidad de que pudieran poner fin a la sequía de banderín de la Liga Nacional.

“Hubo una gran ventaja en nuestro club en los últimos dos meses. Y si te gustan cosas como el diferencial de carreras, los Giants, L.A. y nosotros estábamos entre los tres primeros. Sentimos que teníamos el talento para hacerlo", dijo el gerente general de los Bravos, Alex Anthopoulos.

La franquicia comenzó una larga reconstrucción durante la mitad de la última década y resurgió como contendiente en 2018. Esta temporada marcó la cuarta aparición consecutiva de los Bravos en los playoffs.

Hay jugadores como Freddie Freeman que ganaron por primera vez el boleto a la Serie Mundial. El pelotero ha estado una ‘eternidad’ con los Bravos, es decir, fue seleccionado en la segunda ronda del draft de 2007 y fue el único jugador que los Bravos han conservado, firmándolo con una extensión de ocho años en 2014. Freeman protagonizó varios equipos perdedores durante los primeros años y ahora su contrato expira después de esta temporada.

"Creo que esta podría ser la definición de pura alegría. Realmente no, no me ha golpeado en absoluto (el fin del contrato). Realmente no sé cómo sentirme", dijo Freeman.

A partir de este martes en el Minute Maid Park de Houston, los Braves y Astros cumplirán con el primer juego de la serie. Atlanta tiene en el álbum 16 apariciones consecutivas en postemporada sin ganar un campeonato, la racha más larga en la historia del beisbol.

Ahora hacen un nuevo guiño a lo inesperado como aquella versión de 1991, la número 26 de la franquicia en Atlanta, cuando se convirtieron en el primer equipo de la Liga Nacional en pasar del último lugar al primero en un año.