Entre las propuestas planteadas en el Parlamento Abierto para discutir la propuesta de reforma del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), en la que participaron legisladores, deportistas y expertos se expuso modificar las reglas de operación del fondo.

En la reunión virtual, el presidente de la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados, Ernesto Vargas enfatizó que el fideicomiso no debe desaparecer, sin embargo, consideró que se deben realizar cambios para garantizar el uso adecuado de sus recursos.

Aclaró que de acuerdo con la Ley de Cultura Física y Deporte, la Conade que preside la exvelocista Ana Gabriela Guevara tiene el control total del fideicomiso.

“Modificar las reglas del Fodepar no es competencia del Poder Legislativo, recae en el comité técnico que preside el titular en turno de la Conade y se auxilia de una comisión deportiva facultada para hacerle modificaciones”, agregó.

En ese sentido, el diputado propuso que los integrantes de la comisión deportiva sean expertos en la materia que no reciban recursos públicos y apuntó que “los integrantes del comité técnico no deben estar dentro de la institución, pero sí deben ser integrantes que den seguimiento y que se involucren de manera deportiva en los resultados y en la manera en que se ejercen los recursos”.

En su intervención Ana Guevara dijo que el Fodepar es el tronco común con el cual la Conade ayuda a los atletas, y se emplea para la contratación de entrenadores, apoyos como trasporte alimentación, hospedaje, equipo deportivo, y asistencia técnica, científica y tecnológica.

Pese a los señalamientos por presuntos desvíos de recursos durante su gestión al frente de la Conade, Guevara señaló que no es posible triangular el dinero del fondo.

“Esta suficiencia presupuestal solo es llevada a cabo con aprobación. Esto quiere decir que el recurso que recibe el fideicomiso está comprometido, no hay forma de triangular, no hay forma de hacer un segundo carril, de tal forma que el presupuesto que llega se etiqueta por todos los eventos que tienen los atletas y que van perfilados a que tengan un mejor resultado deportivo”, declaró.

Finamente, reconoció que México no es potencia en el alto rendimiento e indicó que a un año de los Juegos Olímpicos sería regresivo eliminar el fideicomiso.