Patrick Ricard, multimillonario y presidente de Pernod Ricard, grupo de bebidas y licores, falleció a los 67 años de edad el fin de semana.

El empresario transformó una pequeña empresa en un conglomerado con algunas de las marcas más famosas, como Absolut Vodka o Jameson Irish Whisky, y dueños de la empresa Casa Pedro Domecq.

La empresa, fundada en 1932 por su padre, Paul Ricard, informó ayer el deceso de Patrick Ricard en el hospital de Sainte-Anne de Toulon, en el sur de Francia, tras sufrir un paro cardíaco.

Mediante un comunicado, la patronal francesa lamentó la pérdida de un industrial que supo diversificarse e internacionalizar el grupo sin desviarse nunca de su visión , que pasaba por elevar la gama de sus marcas .

Patrick Ricard (1945-2012) dio sus primeros pasos en el grupo de licores en 1967, tras haber estudiado comercio en Francia, Alemania y Estados Unidos, para convertirse en 1972 en Director General, tres años antes de su fusión con su gran rival Pernaud.

El célebre industrial francés alcanzó en 1978 la Presidencia del recién creado grupo, cuya facturación anual en el último ejercicio superó los 7,500 millones de euros (más de 12,300 millones de dólares) y cuya capitalización bursátil en Francia roza los 22,900 millones de euros (más de 28,200 millones de dólares).

En Europa, Pernod Ricard tiene 27.7% de su actividad y en América 27%, son las principales áreas geográficas de la que, según Forbes, es la empresa más innovadora de Francia y la decimosexta del mundo.

Tras su deceso, el ministro francés de Economía, Pierre Moscovici, lamentó la súbita pérdida de Ricard, uno de los emprendedores franceses que supo construir un grupo líder mundial, fuertemente anclado en Francia y con presencia en más de 70 países . Recibió de su patria las condecoraciones de la Orden de Comandante de la Legión de Honor y Caballero de la Orden Nacional del Mérito.