En junio próximo el Museo Franz Mayer celebrará 35 años de existencia con una serie de exposiciones internacionales.

Una de ellas será la primera gran muestra en nuestro país dedicada al célebre diseñador estadounidense Alexander Girard (1907-1993) en una retrospectiva integrada por más de 680 piezas provenientes de Europa y Estados Unidos.

La muestra sobre todo se integra por el acervo del Vitra Design Museum, en Alemania, institución a la cual la familia de Girard donó gran parte del archivo en 1996, con sus creaciones y su destacada colección de arte popular en la que, por supuesto, hay piezas de maestros mexicanos, de quienes este abrevó y con quienes mantuvo una franca relación.

La muestra "El universo de un diseñador. Alexander Girard", que abre al público este mismo miércoles y se extiende hasta el 15 de agosto con objetos textiles, muebles, maquetas, objetos, documentos y dibujos, todos rebosantes de colores, geometrías y patrones, así como documentación en videos y fotografías en torno a uno de los diseñadores textiles y de interiores más influyentes del siglo XX, llegó a México en 2020, semanas antes de que se impusieran las restricciones por la emergencia sanitaria, y ha permanecido en confinamiento por alrededor de un año, aguardando el mejor momento para mostrarse al público.

“Desde hace dos años el museo inició conversaciones con el Vitra Design Museum convencido de que para la primera gran retrospectiva de Girard, hacer una parada durante su itinerancia internacional en la Ciudad de México era obligado, no solamente por la importancia que tiene como una figura icónica del diseño moderno, uno de los diseñadores más polifacéticos, con una creatividad y una imaginación realmente sorprendentes, pero adicionalmente porque México para su imaginario personal y sobre todo para su afán de coleccionismo fue fundamental”, declaró Alejandra de la Paz, directora del Museo Franz Mayer.

Girard expandió los límites del diseño

Alexander Girard fue un viajero empedernido, visitó nuestro país en distintas ocasiones. De aquí y otros sitios amasó una colección de arte popular con más de 70,000 objetos de alrededor de 100 países. Como diseñador marcó pauta con el concepto “diseño total”, con el que desbordó los límites que hasta entonces tenía el diseño y generó experiencias integrales cuando otras escuelas privilegiaban el minimalismo y lo ascético.

Para el diseñador José de la O, fundador de De la O Design Studio y profesor de la disciplina en el Tecnológico de Monterrey, Girard fue fundamental para el modelado de un estilo de vida occidental durante la mitad del siglo XX, sobre todo mientras colaboró con la compañía de diseño de interiores Herman Miller, entre 1952 y 1973.

Asimismo, refirió que “la manera en la que se inspiraba y estudiaba el arte popular y cómo construía nuevas propuestas es un gran ejemplo para los diseñadores mexicanos, que tenemos tanta tradición y tantas referencias visuales que incluso pueden ser abrumadoras, sobre todo para diseñadores jóvenes que buscan un estilo propio”.

Por su parte, Mateo Kries, director del Vitra Design Museum, donde se presentó esta exhibición en 2016 para después emprender la itinerancia, apuntó que “el arte popular mexicano fue la gran pasión de Girard como coleccionista. Viajaba constantemente a México para llevar a su casa objetos artesanales que se exhiben en la muestra. Pero no sólo se inspiró del arte popular sino del arte moderno mexicano. De tal manera que hace sentido tenerla en su país”.

Los núcleos de la exposición

El universo de un diseñador. Alexander Girard, explicó Alejandro Sabido, director de Exposiciones del Franz Mayer, se divide en cuatro grandes núcleos y uno adicional más pequeño. En la primera parte se aborda la vida temprana de Girard, cuando florecen influencias que van desde el Renacimiento hasta los primeros estertores del movimiento modernista. En esta etapa incursionó en la escultura, la pintura y el dibujo.

El segundo núcleo se enriquece precisamente del trabajo del diseñador en Herman Miller, con el juego de múltiples formatos, desde sellos, collage, estampados, diseño textil y uso de otras telas, pero también guiños al pop art, con guías mucho más coloridas y juguetonas. El tercero está dedicado al “diseño total” y aborda los encargos hechos por empresas de gran calado. En esta etapa es que Girard empezó a expandir su noción de diseño hasta culminar en experiencias integrales y minuciosamente calculadas desde una noción de diseño.

La cuarta parte está dedicada a su colección de arte popular y la manera en la que el diseñador aprendió de estas expresiones para sus improntas creativas. Asimismo, se observa su capacidad como curador y museógrafo. Por último, un pequeño núcleo da cuenta de su genio demiurgo cuando era adolescente de un mundo imaginario, con sus propias estructuras, moneda, juegos y lenguajes.

“Es poco conocido su trabajo en México, salvo para algunos especialistas, conversos y fans del trabajo de Girard. Pero merece ser conocido por un público muchísimo más amplio”, instó Alejandra de la Paz.

El universo de un diseñador. Alexander Girard

  • Museo Franz Mayer
  • Avenida Hidalgo 45, Centro Histórico
  • De martes a viernes, de 11:00 a 16:00 horas
  • Sábado y domingo, de 11:00 a 17:00 horas
  • Boletos en taquilla y en línea:
  • https://boletos.franzmayer.org.mx/
  • 30% de capacidad máxima
  • La colección vivió la pandemia en México

Las más de 680 piezas que integran la muestra viajaron desde el Vitra Design Museum, en Alemania, poseedor del acervo Girard y del Palm Springs Art Museum, en California, donde se exhibió la retrospectiva hasta principios de marzo de 2020. Los embalajes llegaron a nuestro país días antes de la declaratoria de emergencia y permanecieron un año en confinamiento hasta finalmente poder encontrarse con el público.

Dos exposiciones más para celebrar los 35 años

  • World Press Photo 2021
  • Alta relojería suiza

ricardo.quiroga@eleconomista.mx